Ideal

¿Cuál es el mejor utensilio para aplicarse base de maquillaje?

¿Cuál es el mejor utensilio para aplicarse base de maquillaje?
  • Esponjas, dedos, brochas, pínceles… disponemos de una gran variedad de instrumentos para aplicarnos maquillaje y en función del que escojamos obtendremos un resultado específico con el producto

El mundo de la belleza y del cuidado estético está claro que para los que no lo conocen puede suponer un mundo totalmente aparte, pero es que incluso para los que conviven a diario con él supone un continuo flujo de novedades, trucos, técnicas y productos, y más aún en lo que respecta a un ámbito específico de este universo, el maquillaje. Por ello, en muchas ocasiones nos equivocamos y no hacemos buen uso de los cosméticos de maquillaje o por ejemplo de los utensilios disponibles en el mercado para aplicárnoslos, algo fundamental, ya que para conseguir un buen trabajo, hay que disponer de una buena herramienta, y el maquillaje no es la excepción. Como somos conscientes de que puedes estar algo despistada con este tema y nosotros hemos indagado bastante en él, a continuación te contamos cuál es el mejor utensilio para aplicarte maquillaje, el cual además puedes conseguir a buen precio si te beneficias de las ofertas en utensilios de maquillaje de Belleza Ideal. ¡Toma nota!

1. Dedos

Vale, estos no se compran, pero ojo, porque son una buena alternativa para utilizar a la hora de aplicarte maquillaje con algunos productos, puesto que en caso de que la piel esté deshidratada lo notarás de forma más intensa y por tanto podrás tener más cuidado al aplicar el producto en esas zonas. Especialmente se recomiendan para BB y CC creams y solo en pieles secas. No obstante, nunca debes utilizar las manos como utensilio de maquillaje si tienes la piel madura o con arrugas, ya que el producto no accederá bien a las aletas de la nariz, las orejas o las zonas de alrededor, y tampoco de forma excesiva, ya que suele propiciar el desperdicio de maquillaje al utilizar más de la cuenta.

2. Esponja

Seguido de los dedos, las esponjas son el recurso más utilizado para aplicarnos maquillaje, y hasta cierto punto no está mal ni es desaconsejable, claro, siempre y cuando sean redondas y no las típicas desechables en forma de rueda o quesito. Estas dejarán líneas de maquillaje en el rostro, mientras que las redondas, además de que son reutilizables, ofrecen una cobertura suave, ligera, completa y homogénea, especialmente si la textura de la base de maquillaje es líquida. Si se mojan permiten un toque difuminado muy atractivo. Es muy importante que si te decantas por la esponja la laves a diario al finalizar su uso, ya que así no se desgastará ni acumulará suciedad y producto. El material más común es el látex pero también las hay de algodón, que además son más económicas. Si tienes muchas imperfecciones en el rostro, la cobertura es ligera por lo que no las tapará en exceso y por ende no es el instrumento más recomendable.

3. Brochas

La otra alternativa son las brochas, donde también podemos encontrar gran diversidad de modelos a pesar de que sea el pincel el más utilizado. Este utensilio si bien es efectivo y ofrece un acabado natural a veces puede ocasionar que se note su uso con trazos de maquillaje por todo el rostro. La otra opción suele ser el pincel plano o flat kabuki, que deja un acabado uniforme, luminoso y joven, especialmente si utilizas maquillaje en polvo. Por otro lado, también es muy utilizada la brocha mofeta, a la que se suele dar mayor uso para maquillaje fluido y también para que se note poco. Las brochas suelen ser buenas opciones si quieres perfilar o moldear el acabado de tu maquillaje.

Ahora sabes cuál es la mejor opción para cada estilo y resultado, no lo dudes más y elige a conciencia tu mejor utensilio para aplicar maquillaje.

Temas