Ideal

El calor ideal para este otoño: las chimeneas eléctricas

El calor ideal para este otoño: las chimeneas eléctricas
  • Con una base de calefactor utiliza una pantalla LED para simular una auténtica chimenea real con llamas, leños y madera incluidos

Aunque aún quedan días de verano, es una realidad que la temporada estival no va a durar para siempre al igual que las cálidas temperaturas, por lo que en unas cuantas semanas ya estaremos tiritando de frío y deseando meternos en la cama. Seguro que alguna vez has pensado como sería tener una chimenea en casa para paliar el frío otoño y el congelante invierno pero por economía, por espacio o simplemente porque vives en un piso y lo veías algo imposible nunca habías pensado en ello como algo factible. Pues te equivocas, puedes tener una chimenea en casa, ya sea un apartamento o un piso en el centro, sí, quizá no una chimenea típica pero al menos sí una eléctrica. ¿Qué no las conoces? No te preocupes, a continuación te contamos todos los detalles de estas nuevas aliadas que puedes tener en los próximos meses, las cuales además puedes conseguir a buen precio si te beneficias de las ofertas en chimeneas eléctricas de El Mejor Precio Ideal. ¡Toma nota!

¿Qué son?

Como su propio nombre indica, las chimeneas eléctricas no son otra cosa que chimeneas que se pueden instalar en casa como alternativas de las chimeneas tradicionales, es decir, de gas o de bioetanol. Básicamente además de ofrecer casi las mismas prestaciones que una chimenea normal, es decir, aportar calor a la estancia, también pueden utilizarse como decoración. Esencialmente es un calefactor que incluye una pantalla LED que simula la apariencia de una chimenea tradicional, con leños, carbón y madera incluidos, aunque sean falsos y también con llamas y brasas muy reales que se crean a partir del sistema de iluminación que contienen en su interior, por lo que además suelen iluminar la estancia.

¿Qué ventajas ofrecen?

Con respecto a las chimeneas tradicionales ofrecen numerosos beneficios como son los siguientes:

- Son capaces de calentar la habitación y también las estancias que hay alrededor de ella, ya que en su interior tienen instalada una resistencia eléctrica de hasta 2.000 w de potencia que junto al ventilador que también poseen permite que el calor pueda dispersarse por convección por toda la habitación con facilidad, algo que los modelos convencionales no son capaces de realizar, calentando únicamente la habitación en las que están instaladas.

- No es necesario que esté encendida para poder disfrutar de una chimenea simulada ni tampoco que de calor, es decir, puedes ver la ilusión que crea en la pantalla sin necesidad de pasar calor, de ahí que sea una excelente opción decorativa.

- Su uso es seguro, ya que no genera llamas reales y por tanto no puede quemar nada y también permite ahorrar, puesto que no hay que comprar ni almacenar combustible al no ser necesario su uso.

- Disponen de sistemas de termostato de seguridad que las hace apagarse automáticamente si se sobrecargan, algo que no podríamos evitar en el caso de las convencionales, a no ser que estuviésemos pendientes constantemente.

- El control es sencillo, práctico y cómodo, ya que normalmente se realiza mediante mano a distancia, evitando tener que realizar todas las tareas que anteriormente habrían sido necesarias.

- Pueden ocupar el hueco de tu antigua chimenea o directamente las puedes instalar en cualquier rincón y espacio libre en la pared. Solo necesitas disponer de un enchufe cerca.

- El consumo eléctrico es bajo de clase A+, ya que utiliza luces LED y dos lámparas de 11 w para simular las llamas.

- Puedes encontrar diseños portátiles para llevarlas de una habitación a otra.

- No requiere de grandes mantenimientos, ya que no genera cenizas ni humos, por lo que no tendrás que invertir apenas tiempo en limpiarla, algo que con el modelo convencional sí habrías tenido que realizar.

Temas