Ideal

Los mejores remedios para tratar la piel grasa

Los mejores remedios para tratar la piel grasa
  • Este tipo de pieles destacan por la aparición continua de brillos en distintos puntos que les proporcionan un aspecto antiestético

El rostro es junto con la boca y el aspecto físico nuestra primera carta de presentación, de ahí que muchos focalicen su interés en el cuidado diario de la piel que lo compone, algo que si además nos encontramos en el caso de que poseamos la piel grasa debemos hacer incluso con mayor atención e intensidad. La grasa en la piel se traduce directamente en un exceso de brillo que evidentemente no es nada estético así como también en la aparición de granos y espinillas, por lo que muchas personas buscan el modo de evitar la segregación de sebo de forma excesiva, algo que si bien depende de la propia composición de tu piel, sí puedes tratar para al menos controlarla y regularla. ¿Cómo? Sigue leyendo porque a continuación te contamos detalladamente cuáles son tus nuevos mejores aliados.

1. El poder de los cosméticos

Evidentemente la limpieza diaria es necesaria y por ello debemos utilizar en nuestra piel un buen producto limpiador especial para pieles grasas, el cual puedes encontrar a buen precio si te beneficias de las ofertas en limpiadores de Belleza Ideal. Lo ideal sería que además de tener función limpiadora, también permitiera la minimización de los poros a partir de la exfoliación. Este producto debes utilizarlo de forma diaria todas las mañanas y lo puedes complementar con otro limpiador de noche para aplicar justo antes de dormir, así regularás de forma progresiva el sebo que se produce en tu rostro. Por otro lado, también pueden ser otras alternativas el uso de tónicos astringentes purificantes o mascarillas semanales de miel o carbón. En lo que respecta a los cosméticos debes decirle claramente ‘no’ a las cremas hidratantes, ya que hidratan la piel en exceso provocando en tu caso más grasa. En resumen, usa un limpiador especial a diario y complementa con tónicos y mascarillas de forma semanal.

2. Dime qué comes y te diré por qué segregas grasa

Parece un tópico pero es la realidad, la alimentación afecta de lleno a la segregación de grasa en nuestra piel, ya que cuanta más grasa comemos, mayor cantidad de grasa tiene los poros para segregar. Por ello, lo recomendable es que si sigues una dieta con exceso de grasas la cambies radicalmente e introduzcas ingredientes verdes como las espinacas, la lechuga y los pepinos, ya que ayudan a controlar la segregación de grasa y también son más saludables. Por otro lado, también es importante que bebas alrededor de dos litros de agua de forma diaria, ya que así tu organismo estará hidratado y no necesitarás utilizar cremas hidratantes para humectar tu piel, algo que por el resto de componentes que contienen como te hemos dicho anteriormente no es nada recomendable.

3. Cuidado con el maquillaje

El maquillaje es un potencial enemigo de cara a domar la grasa de tu piel, puesto que productos como el rubor o los bronceadores suponen una cantidad de grasa extra que afecta de lleno a tu piel. Por ello, te recomendamos que busques BB Creams, ya que además de actuar como cremas para la piel algunas ofrecen tonalidades por lo que a veces puede ser incluso innecesario el uso de maquillaje. En el caso de que seas una apasionada del maquillaje entonces escoge uno con una textura seca y no tan cremosa. Por supuesto, antes de dormir desmaquíllate, puesto que así mantendrás los poro libres de impurezas, algo fundamental si quieres evitar que tu piel experimente brillos innecesarios.

Si sigues estos consejos estamos seguros de que no volverás a sufrir por exceso de grasa en tu piel. ¡Ponlos a prueba!