Ideal

Las mejores lavadoras que puedes tener en casa en función de tus necesidades

Las mejores lavadoras que puedes tener en casa en función de tus necesidades
  • Es fundamental determinar el uso y la periodicidad que le vas a dar así como también las personas que sois en casa para decidir unos u otros modelos

De entre los muchos electrodomésticos de los que disponemos en casa, la lavadora se posiciona como uno de los más necesarios, ya que lo de lavar la ropa en la pila o a mano sí está muy bien y es muy ecológico pero tiempo lo que se dice tiempo necesitas bastante y con la ajetreada vida que llevamos hoy en día, habría que hacerle una oda a la tecnología por haberla inventado. En el mercado hay una gran variedad de lavadoras pero no cualquiera de ellas será útil para todo mortal que decida utilizarla, y es que la clave fundamental para elegir este electrodoméstico reside en que sepas escoger una que se adapte perfectamente a tus necesidades, es decir, una que te convenga. Por ello, hoy nos hemos propuesto las ventajas y desventajas de las lavadoras más conocidas para que en función de dichas características y de tus propios requisitos elijas la que más te conviene, además de la más barata, ya que si así lo deseas puedes beneficiarte de las ofertas en lavadoras de El Mejor Precio Ideal. ¿Preparado? ¡Apunta todo!

Carga frontal

Básicamente son las lavadoras de toda la vida y por ende también las más comunes, especialmente en España. Su principal diferencia con respecto al resto de modelos reside en que tienen la puerta en la parte de delante, de ahí que se denominen lavadoras de carga frontal. De forma general se pueden integrar con el resto de muebles de la cocina, colocándose bajo la encimera debido a que su tamaño no suele ser superior a 60 cm de ancho y de fondo, aunque eso sí, son mucho más grandes que por ejemplo las de carga superior, por lo que pueden ser algo anti estéticas si no se integran y de instalan de forma independiente además de algo incómodas, ya que para meter y sacar la ropa hay que agacharse continuamente. Es la solución ideal para grandes familias o familias numerosas, puesto que ofrece una capacidad de carga de aproximadamente 15 kg de ropa por lavado. Normalmente suelen incluir diversos programas especiales anti alergias, para ropa de deporte o función de lavado nocturno, por lo que es una opción muy completa.

Carga superior

Al igual que ocurría anteriormente con las de carga frontal, las lavadoras de carga superior se denominan así porque la ropa se introduce y se saca desde la parte superior debido a que es ahí donde tienen la puerta estas lavadoras. La principal diferencia con respecto a las de carga reside en que son mucho más estrechas y largas, por lo que se pueden instalar fácilmente en una esquina de la cocina sin que tengan que ser muy visibles. No obstante, su diseño minimalista y moderno a veces sirve para aportar un toque decorativo a la cocina muy llamativo, por lo que puede no ser necesario ocultarlas. El hecho de que sean más pequeñas se traduce evidentemente en que su tambor también es inferior a las de carga frontal y por tanto estos modelos son recomendables para familias de tres miembros, monoparentales o parejas, ya que se pueden introducir hasta 7 kg por lavado. Sus principales ventajas residen en que no es necesario agacharse para meter la ropa, algo que a largo plazo agradecerá nuestra espalda, así como también en que podemos agregar ropa incluso a mitad del ciclo de lavado. En cuanto a desventajas, destaca que consumen más que las de carga frontal debido a que el secado es más lento así como también que son más caras.

Secadoras

Independientemente de si son de carga superior o frontal, aunque lo más normal suelen ser las de carga frontal, también puedes encontrar lavadoras con función secadora, algo vital de cara a las dos próximas estaciones que llegarán a nuestras vidas, donde las lluvias son grandes protagonistas. Este tipo de lavadoras te permiten ahorrar tiempo, esfuerzo y espacio al secar tu ropa sin necesidad de disponer de una secadora complementaria o de emplear tiempo en tenderla para que se seque al aire libre. Su capacidad suele oscilar entre los 7 y los 10 kg, por lo que son ideales tanto para familias con pocos miembros como para familias con muchos habitantes en casa.

Estos son los principales aspectos que debes tener en cuenta de cara a decidirte entre uno u otro tipo, recuerda que ante todo si quieres ahorrar, la clave está en elegir la que mejor se adapta a tus necesidades, independientemente del precio, ya que resultará una auténtica inversión a largo plazo.