Ideal

4 claves para elegir el calzado de los más 'peques'

4 claves para elegir el calzado de los más 'peques'
  • Es fundamental escoger este accesorio de nuestros pequeños teniendo en cuenta una serie de características estrechamente relacionadas con su desarrollo locomotor

Muchos niños han vuelto hoy a las aulas, por lo que para muchos padres el momento ‘vuelta al cole’ ya habrá pasado. Sin embargo, realmente es ahora cuando empieza la ‘vuelta al cole’, ya que los profesores mandan más materiales, nuestros hijos necesitan ropa especial para distinto tipo de actividades y claro, también necesitan calzado. Especialmente la elección del calzado para los más pequeños no debemos tomarla a la ligera, ya que una mala decisión puede suponer problemas en el aparato locomotor de ellos. Por ello, a continuación te contamos las claves fundamentales que debes tener en cuenta para elegir calzado en esta ‘vuelta al cole’, ¡toma nota!

1. Busca calzado cómodo y deportivo

Lo mejor es que compres un calzado deportivo para tus hijos, ya que además de que podrán usarlo en diversas ocasiones, las zapatillas deportivas o los zapatos de sport suelen ser cómodos e incluir materiales como la piel o la tela, que además de facilitar la transpiración del pie, no apretarán ni causarán ninguna molestia al pequeño. Intenta que sea un calzado con suela plana, que no resbale y flexible, adecuándose a la mayoría de actividades que harán los pequeños. Si estás buscando calzado deportivo y quieres ahorrar, benefíciate de los cupones de descuentos en zapatillas deportivas que con motivo de la ‘vuelta al cole’ te ofrece Descuentos Ideal.

2. Dejar libre el tobillo

Es muy importante que el calzado de tu hijo, independientemente del tipo que sea, permita que su tobillo tenga la libertad suficiente como para moverse de forma natural. Por ello, en los niños menores de seis años no es recomendable utilizar botas o zapatos muy rígidos, ya que a pesar de que le darán estabilidad corporal, si se sienta o está en otra postura estará muy incómodo. Lo ideal es que el zapato que escojas llegue por lo menos hasta debajo de los maléolos, los huesos laterales del tobillo, así que nada de botas.

3. Agarre fuerte

Que justo en el consejo anterior te hayamos dicho que el tobillo debe tener la libertad suficiente como para poder moverse de forma natural no significa que debas escoger un zapato que no tenga agarre o que se salga con facilidad. Lo ideal es que el modelo que escojas disponga de cordones o velcro para agarrar el pie y evitar que con cada paso el niño deba realizar un esfuerzo extra con los dedos para evitar que se salga el zapato. Te recomendamos que cuando vayas a comprarlo acudas con él y te fijes en que al probárselo hay un espacio de unos 0,5 centímetros entre el dedo más largo y el calzado que evite que los dedos rocen.

4. Nunca compres una talla mayor

Existe una vieja creencia que difunde que si compramos un zapato una talla mayor estaremos alargando la vida a largo plazo del calzado, pero nada más lejos de la realidad, ya que especialmente en el caso de los niños si compramos un zapato que no es de su talla podemos llegar a alterar su forma de caminar así como también pueden desarrollar ampollas y laceraciones.

Dicho esto, ya tienes todo lo necesario para elegir de forma eficaz el mejor zapato para tu hijo. Ahora solo tienes que aprovecharte de la mejor oferta y comprar con eficacia y calidad.