Ideal

5 consejos para sobrevivir a la ola de calor en casa

5 consejos para sobrevivir a la ola de calor en casa
  • Desde hace unos días dormir se ha vuelto misión imposible pero te damos algunas claves para evitar que el calor afecte a tu hogar

En España y especialmente en Andalucía estamos viviendo una ola de calor desde hace unos días, de hecho en los últimos días en Sevilla vivieron con más de cincuenta grados, y para qué nos vamos a engañar en muchas zonas de Granada dormir es misión imposible. El verano se resiste a abandonarnos y una muestra de ello es la temperatura extrema que estamos soportando, pero no te preocupes, ya que si no puedes ir a la playa o a la piscina a refrescarte a continuación te vamos a dar unos cuantos consejos para que estos días sean algo más frescos en tu casa y ojo sin necesidad de poner el aire acondicionado. Pon atención y toma nota.

1. No sin un ventilador

El hermano pequeño del aire acondicionado se llama ventilador y seguro que en casa tenemos alguno guardado porque instalamos el aire acondicionado y vimos lo maravilloso que era hasta que nos llegó la factura de la luz. Es momento de que lo busques y lo saques para aportar, aunque sea de forma artificial, un poco de aire extra a tu domicilio. Te recomendamos que lo instales en la habitación en la que soléis pasar más tiempo, normalmente el salón, ya que así refrescará esta estancia y será todo un placer estar en ella. Si no tienes ninguno guardado, son aparatos que puedes conseguir a precios muy bajos, más aún si te beneficias de las ofertas en ventiladores de El Mejor Precio Ideal, así que no lo dudes.

2. No abras las ventanas

Que la lógica nos dé a entender que si abrimos las ventanas entrará algo de fresco no tiene porqué significar que sea así, más bien lo que entrará será aire pero bochornoso, lo que calentará aún más tu hogar. Por ello, te recomendamos que no sólo no abras las ventanas en horas de máximo calor como por ejemplo las cuatro de la tarde, sino que además intenta bajar las persianas para refrigerar la estancia sin que un solo rayito de sol penetre en ella, dando sombra así a la estancia, más aún si en lugar de persianas dispones de cortinas opacas.

3. Apaga electrodomésticos que no utilices

Aunque no lo creas los electrodomésticos son una importante fuente de calor, por lo que si no los estás utilizando es recomendable que los apagues. Otro aparato que aporta mucho calor a la casa es la televisión, más aún si la tienes encendida durante todo el día, por ello en horas cruciales quizá lo mejor es que la apagues para que descanse y te pongas a leer un buen libro.

4. Cambia el mobiliario

Los muebles pueden influir en la sensación térmica de una casa, por lo que si tienes alfombras es mejor que las retires así como también si los muebles están muy juntos quizá lo mejor sería que los separaras para que haya una mayor corriente de aire y el calor no se concentre. Si tienes sofás de cuero pon una funda de algodón sobre ellos ya que así reducirás el calor que aportan.

5. Utiliza plantas

La evaporación natural del agua con la que riegas las plantas es otro importante foco de frescor en tu casa, por lo que si tienes la posibilidad coloca unas cuantas especies de vegetación adecuadas al clima de tu zona geográfica, notarás la habitación más fresca.

De forma general estos son los principales consejos que debes seguir para no morir de calor en el intento de vivir en tu casa. No obstante, también puedes ventilar el domicilio por las noches dejando todas las ventanas abiertas, cocinar sin vapor, no encender muchas luces, utilizar sábanas finas y blancas o dormir en la planta baja si dispones de ella. Como ves hay muchas formas de evitar el calor pero ante todo mantente hidratado bebiendo agua de forma constante, así además de ahorrar en tu factura de la luz le ganarás la batalla al bochornoso calor.