TESS: el nuevo cazador de exoplanetas de la NASA lanzado ayer

TESS: el nuevo cazador de exoplanetas de la NASA lanzado ayer

Reemplaza al prolífico telescopio Kepler con dos astrónomos del Instituto de Astrofísica de Andalucía en su equipo

JOSÉ IGNACIO CEJUDO

La NASA lanzó ayer su nueva misión espacial TESS (Transiting Exoplanet Survey Satellite), que se va a encargar del descubrimiento de planetas extrasolares, fuera del Sistema Solar, a través del método de tránsito. Reemplaza al exitoso telescopio Kepler, que se quedará sin combustible cuando acabe el año. IDEAL ha contactado con Emilio Alfaro, astrónomo del Instituto de Astrofísica de Andalucía, para explicar el funcionamiento de este nuevo cazador de exoplanetas.

«Cuando un supuesto planeta se interponga entre la estrella en torno a la que gira y el observador se producirá una disminución de la luz, un pequeño eclipse, cuya profundidad, duración y forma de la curva de luz -que representa la luz recibida frente al tiempo- nos proporcionarán información acerca de las características del planeta», explica Alfaro acerca de este método de tránsito empleado para estas búsquedas.

Esta es una de las formas que tienen los astrónomos para encontrar nuevos planetas, pero existe otro camino a través de la variación del movimiento de la estrella debido a la atracción gravitatoria del planeta. «Las variaciones de luz y de velocidad radial -en la línea que une el astro con el Sol- pueden ser debidas a la presencia de planetas, aunque hay que ser muy cuidadosos para descartar falsos positivos por otras causas», remarca el astrónomo.

Una de las novedades más interesantes que aporta esta nueva misión TESS consiste en que «su órbita está diseñada para ser lo más efectiva posible en la búsqueda de planetas de cualquier tamaño en 200.000 estrellas brillantes de la vecindad solar», cuenta Emilio Alfaro.

Cristina Rodríguez y Pedro Amado son astrónomos del Instituto de Astrofísica de Andalucía y miembros del equipo científico de TESS a la vez que lideran el proyecto CARMENES, un espectógrafo de alta resolución ubicado en Calar Alto. Su labor consiste en «analizar las curvas de velocidad radial de estrellas de baja masa para la búsqueda de planetas similares a la Tierra».

A Emilio Alfaro, astrónomo del Instituto de Astrofísica de Andalucía, no le sorprendería que «objetivos de TESS y CARMENES coincidan y podamos tener una información completa con curvas de luz y velocidad radial para un buen puñado de estrellas obtenidas por astrónomos del IAA».

Fotos

Vídeos