Observan más objetos misteriosos en nuestro gran agujero negro

Observan más objetos misteriosos en nuestro gran agujero negro
NASA/JPL-Caltech/ESA/CXC/STScI

Un estudio más detallado de este fenómeno y las posteriores conclusiones podría responder muchas preguntas

IDEAL.ES

Una nueva investigación fruto de la colaboración de varios equipos de astrónomos ha desvelado la existencia de más objetos extraños que se suman a los ya descubiertos alrededo del gran agujero negro supermasivo en nuestra Vía Láctea. Todavía existe confunsión acerca de su razón de ser, pero parece evidente que una continuación en su estudio puede alumbrar respuestas más que interesantes para el conocimiento de nuestra galaxia.

Víctor Manuel Muñoz, doctor en Astrofísica por la Universidad de Granada y director científico de la empresa Azimuth, contextualiza a IDEAL este nuevo hallazgo. «Actualmente pensamos que en el centro de todas las galaxias de un cierto tamaño, como la nuestra o mayores, existe un agujero negro supermasivo, y que su evolución en el núcleo está ligada a la evolución de la galaxia en su conjunto», precisa. «A lo largo de su vida estos agujeros negros pueden estar desde dormidos hasta 'hiperactivos', dependiendo de la cantidad de gas que haya a su alrededor y que termine siendo engullido por él, emitiendo gran cantidad de energía en el proceso», apunta el astrofísico.

«El estudio del núcleo de nuestra galaxia es muy importante para entender estos entornos, ya que lógicamente se encuentra mucho más cerca el nuestro que el de cualquier otra», razona Víctor Manuel Muñoz. «El único problema es que la gran cantidad de polvo interestelar que hay en la dirección del centro galáctico hace que esta tarea sea como intentar mirar a través de unas cortinas gruesas, pues el polvo absorbe la luz de las estrellas situadas detrás», describe. «De ahí que se necesiten instrumentos especiales que utilicen luz infrarroja para atravesar estas nubes de polvo en gran medida», añade.

El progreso, no obstante, apunta a ser optimistas. «Con estas técnicas y paciencia podemos trazar año tras año el movimiento de los objetos que orbitan cerca del agujero negro, que pueden ser nubes de polvo, estrellas o estos extraños objetos híbridos que ahora se están comentando», observa el director científico de Azimuth. «Si finalmente estos objetos estuvieran entre una nebulosa y una estrella su estudio detallado podría arrojar luz sobre misterios del entorno de nuestro núcleo galáctico, como por qué encontramos estrellas aparantemente jóvenes orbitando el agujero negro central a distancias donde en teoría no deberían estar», atisba Víctor Manuel Muñoz.

Fotos

Vídeos