Descubren el truco de los dinosaurios para incubar sus huevos

Descubren el truco de los dinosaurios para incubar sus huevos

Un estudio averigua cómo podían hacerlo sin aplastarlos debido a su increíble tamaño y peso

IDEAL.ES

Hoy en día sabemos que las aves incuban sus huevos para darles la protección y el calor suficiente para que eclosionen y nazcan sus crías. No obstante, ¿cómo lo harían sus antepasados, los impresionantes dinosaurios? Con el tamaño y el peso que estos seres podían presentar, resulta difícil plantearse cómo podían hacerlo sin aplastarlos.

Un grupo de paleontólogos liderado por un especialista del Museo de la Universidad de Nagoya japonesa ha publicado en 'Biology Letters' los resultados de su investigación. Lo que los dinosaurios de mayor tamaño hacían para incubar y proteger a sus crías de ellos mismos era cavar un agujero en entre el material acumulado para hacer el nido y dejar los huevos en el centro, sin llegar a rozarlos con el cuerpo pero al mismo tiempo ofreciéndoles todo el calor necesario.

El tamaño y la forma de estos agujeros dependía directamente del tipo de dinosaurio. Las tres docenas de nidos que este grupo ha estudiado pertenecen a tres especies diferentes de oviraptosaurios de hace millones de años, un grupo de dinosaurios carnívoros con plumas.

Los nidos medían una media de entre 40 centímetros en los más pequeños, que prácticamente ni siquiera tomaban esta medida de seguridad, y 3,3 metros en los dinosaurios más grandes. Los huevos, por su parte, presentaron tamaños de al menos 170 milímetros y de incluso más de 240 centímetros.

Fotos

Vídeos