Comienzan a morir algunos de los árboles más viejos del planeta

Comienzan a morir algunos de los árboles más viejos del planeta
AFP

Una reciente investigación intenta explicar la mortandad repentina de estos baobabs del sur de África

IDEAL.ES

Uno de los reflejos más hermosos de la naturaleza en nuestro planeta se encuentra en aquellos árboles gigantescos y antiquísimos conocidos como baobabs. Con miles de años en sus ramas, tallos y troncos, los baobabs forman parte de la fotografía más reproducida de África. Podría decirse incluso que forman parte de su seña de identidad. Sin embargo, parece haberles llegado la hora. Se están muriendo, de forma repentina, y todavía no se sabe muy bien por qué.

Un reciente estudio que ha publicado sus conclusiones en la revista 'Nature Plants' ha realizado un estudio descriptivo de algunos de los ejemplares del África subsahariana, entre los más grandes y antiguos del planeta. Sus visitas comenzaron en el año 2005 y es ahora cuando han podido publicar los resultados. Y no, la causa no es ninguna epidemia.

Los investigadores quedaron en shock al descubrir que nueve de los trece baobabs más antiguos y cinco de los seis más grandes han muerto, o al menos han dejado de presentar vida sus partes más viejas, colapsadas. A través de dataciones de carbono para medir la edad y estructura de cada árbol, este grupo de científicos pudo deducir que de entre sus tallos y troncos, surgidos en distintos momentos, algunos pudieron morir de forma repentina.

Aunque sólo se trata de una sospecha infundada, se está apuntando a modificaciones significativas de las condiciones climáticas del sur de África como causa de estas muertes, con efectos cada vez más severos en la sequía y sus temperaturas en general. No obstante, reclaman que se profundice más para extraer respuestas sobre estas graves pérdidas. Los baobabs muertos se encuentran en Zimbabwe, Namibia, Sudáfrica, Botswana y Zambia. Sus edades comprendían los mil y los 2.500 años.

Fotos

Vídeos