Ideal

Las predicciones del impacto humano en ecosistemas, premio de la Fundación BBVA

video

Gene Likens, ganador del premio Fronteras del Conocimiento. / BBVA

  • Concede a Gene Likens y Marten Scheffer su galardón en Ecología por ayudar a prever los cambios «graduales, abruptos y potencialmente irreversibles» de la contaminación

La Fundación BBVA ha concedido este martes su premio Fronteras del Conocimiento en Ecología y Biología de la Conservación a los investigadores Gene Likens y Marten Scheffer, por ayudar a prever los cambios "graduales, abruptos y potencialmente irreversibles" que provoca la contaminación en el medio ambiente.

"Nuestra contribución más importante es investigar que, a medida que los humanos aumentamos la presión en los ecosistemas, se alcanza un punto de inflexión y puede colapsarse. Por ejemplo está la degradación del medio ambiente en Doñana, donde sus humedales no son excepción a dicha regla. Los contaminantes principales vienen del cultivo de la fresa y de la extracción del agua subterránea", ha comentado Scheffer por videoconferencia.

Marten Scheffer.

Marten Scheffer. / BBVA

"Cuando llegué a Doñana, me impactó el estado amenazado de su ecosistema. Aún podemos hacer que Doñana sobreviva a un aumento de la temperatura en dos grados; todavía no ha llegado al punto de no retorno. Pero se debe proteger Doñana ahora; Espana no puede volver atrás ni dormirse en los laureles, pues el cambio climático atañe a esos dos elementos: la industria de la fresa y la extracción de agua subterránea, ya que ambos debilitan el sistema", ha añadido el ecólogo neerlandés.

Para Scheffer, "es difícil hacer una reversión cuando se alcanza cualquier punto crítico" respecto a un ecosistema y la amenaza de los comportamientos humanos. "Y hay que tomárselo en serio porque afecta a la vida de las generaciones futuras. Nuestra generación tiene el control de algo irreversible y es una gran responsabilidad controlar el cambio climático", ha agregado.

Likens y Scheffer han sucedido en el palmarés al finlandés Ilkka Hanski, quien había sido galardonado en 2016 durante la octava edición "por trabajos que ayudan a combatir la extinción de las especies". Así lo ha anunciado Rafael Pardo, director de la Fundación BBVA, junto a un jurado compuesto por Emily Bernhardt, Pedro Jordano, Wilhelm Boland, Gerardo Ceballos, Hanna Kokko, Rik Leemans, Guangchun Lei y Yonglong Lu.

Por su parte, Likens ha descrito cómo empezó a interesarse en la amenaza sobre el medio ambiente. "En los sesenta, junto a otros dos compañeros, descubrí el impacto de la lluvia ácida en Norteamérica. Fue nuestro primer indicio y luego nos llevó mucho tiempo comprenderla y estudiarla, para saber qué hacer a la hora de afrontarlo. En el sudeste asiático está aumentando la acidez, pues ha aumentado el consumo de combustibles fósiles (como el carbón). Y esas partículas de contaminación en el aire pueden neutralizar la acidez de la lluvia que también está ahí. La cuestión es reducir tal contaminación, pero admitiendo que es un problema de gran impacto económico y que tiene muchos matices", ha dicho vía Skype.

"Habría que fomentar otro tipo de energías, como la eólica, para reducir la contaminación en países como China, donde la salud de sus ciudadanos se está reduciendo en niveles drásticos. Pero no es solo una cuestión que concierne al sudeste asiático, sino también a Sudamérica y Norteamérica. En Estados Unidos, hemos reducido la lluvia ácida en la zona este en un 80%. Hay mucho trabajo aún por realizar, debido a que aumentan la poblacion, la polución y el efecto de los humanos. Hay que hacer frente de manera agresiva a todos estos contaminantes", ha concluido el zoólogo estadounidense.