«No es broma. Si no sobrevivo decidle a mi madre que la quiero»: la desgarradora llamada S.O.S de un chico de 16 años

«No es broma. Si no sobrevivo decidle a mi madre que la quiero»: la desgarradora llamada S.O.S de un chico de 16 años

El terrible relato del joven que llamó dos veces a Emergencias porque se asfixiaba y en ningún caso pudieron ayudarle

IDEAL.ES

«Probablemente no me quede mucho tiempo, así que si muero decidle a mi madre que la quiero». Esas fueron las últimas palabras de Kyle Plush, un chico de 16 años que llamó aterrorizado a los servicios de Emergencias pidiendo ayuda. Estaba dentro de su coche y acabó muriendo asfixiado.

Según informa FoxNews el padre del menor encontró su cuerpo en el interior de su ranchera. Murió como resultado de la compresión de su pecho por el asiento trasero. El joven tuvo tiempo de llamar dos veces a Emergencias. Sin embargo, la primera no fue comprendida por el operador y la segunda terminó con la llegada de la Policía al aparcamiento pero no encontraron el vehículo en el que estaba.

El estudiante realizó una llamada al servicio de Emergencia que duró unos tres minutos. «Ayuda, estoy atascado dentro de mi vehículo», dijo a la operadora.

«Esto no es una broma, por favor, estoy atrapado dentro de un Honda Odyssey en el aparcamiento de Seven Hills. Manden ayuda, estoy muriendo. Si no sobrevivo, díganle a mi mamá que la quiero», djo en una segunda intentona.

Los hechos

Kyle iba camino de clase de tenis cuando fue detrás del vehículo para coger el bolso con su equipo de entrenamiento. Justo en ese momento el asiento cayó sobre él aplastándolo contra el suelo del coche y comprimiendo su pecho.

La madre de Kyle, Jill Plush, llamó a la policía para informar que su hijo no había regresado de clases. «No ha vuelto a casa. Creímos que estaba en su clase de tenis... pero no está aquí». Por la noche encontraron su cadáver.

Temas

Sucesos

Fotos

Vídeos