"No podía más": se amputa una pierna para poder vivir mejor

"No podía más": se amputa una pierna para poder vivir mejor

Tras un accidente se rompió una pierna y para remediar los fuertes dolores que sufría tomó una decisión drástica

IDEAL.ES

"Exactamente un mes después de la amputación pude caminar por primera vez sin dolor en seis años y medio". Son las palabras de Victoria Snell, una joven británica que tras un accidente se rompió una pierna y para remediar los fuertes dolores que sufría tomó una decisión drástica.

A pesar de haberse sometido a varias operaciones, nada pudo aliviar sus molestias, así que a sus 26 años se sometió a una amputación voluntaria, que tuvo lugar una semana antes de Navidad.

Según la propia Victoria explica a la BBC lo celebró con una fiesta. “Andar otra vez y fortalecer el cuerpo para compensar por la parte que ya no está ahí” es el principal regalo que ha recibido tras pasar por quirófano, tal y como ella misma asegura.

Fotos

Vídeos