Alerta 'Félix': la descomunal ciclogénesis sacudirá Andalucía este fin de semana

Galicia se prepara para la llegada de la borrasca "Félix"./EFE
Galicia se prepara para la llegada de la borrasca "Félix". / EFE

Galicia será el territorio más afectado, si bien Andalucía también sufrirá las consecuencias

EFE

La borrasca del Atlántico norte de los últimos días en otra más intensa -denominada Félix- impactará de lleno en Galicia, que será la región más afectada: durante todo el fin de semana dejará viento intenso, olas de hasta ocho metros, precipitaciones, deshielo y posibles aludes. Andalucía también se verá seriamente afectada.

Esta transformación o ciclogénesis "progresiva e intensa" profundizará los cambios a lo largo de todo el fin de semana, por lo que la portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología, Delia Gutiérrez, en declaraciones a Efe, ha pedido a la población "estar alerta a los avisos" que desde la Aemet irán actualizando ante el cambio de la situación meteorológica.

La borrasca Félix se irá desplazando el sábado desde el Atlántico hacia el este y entrará por el noroeste de Galicia acompañada de muy mal estado de la mar, fuertes vientos y precipitaciones, las mismas que se irán generalizando hasta el domingo "en varias bandas", ha explicado Gutiérrez.

El viento soplará con rachas de 80-90 kilómetros por hora en zonas altas de la Península y en áreas de Galicia y del oeste de la meseta norte, pero podrán alcanzar los 120 kilómetros por hora en puntos del litoral gallego y entorno de la cordillera cantábrica entre el sábado y el domingo.

Las precipitaciones serán generalizadas y persistentes durante los tres días y llegarán en varias bandas, ha asegurado Gutiérrez, quien ha aclarado que aunque la situación afectará sobre todo a Galicia, el viento intenso y las lluvias afectarán a todo el territorio en la fachada atlántica peninsular, salvo a la franja cantábrica, la próxima al Mediterráneo y los archipiélagos.

El domingo, estos fenómenos afectarán también a Baleares, con "algún aviso por viento y oleaje".

Según Gutiérrez, las precipitaciones se van a acumular donde la orografía recoge mejor los vientos húmedos del suroeste, como Pontevedra -donde más va a afectar la borrasca-, el oeste del sistema central, en puntos de Andalucía occidental -como Grazalema- y toda la serranía, y los Pirineos, que están mejor orientados a recoger ese flujo húmedo.

Las acumulaciones podrán llegar a acumular más de 180 litros por metro cuadrado, ha explicado la portavoz.

Las precipitaciones combinada con el mal estado de la mar podrían dar lugar a inundaciones locales en las Rías Bajas, según la actualización del parte de la Aemet.

Las temperaturas son suaves en general, lo que provocará precipitaciones y deshielos, dejando aumento de caudal de agua y riesgo de aludes.

Las mínimas van a estar de manera generalizada por encima de los valores normales, y las máximas están en índices normales e incluso por debajo de ellos.

Sin embargo, el domingo se producirá una bajada de temperaturas generalizadas, que no será importante, pero dejará nevadas que serán más significativas en el noroeste de Castilla y León y en zonas altas de montaña.

El descenso se notará principalmente en las zonas donde más altas estén las temperaturas, sobre todo, en el suroeste de la península, donde la bajada podrá ser de más de cinco grados.

Para la próxima semana, Gutiérrez ha manifestado que se mantiene el influjo de las bajas presiones y el tiempo inestable que dejarán borrascas que entrarán por el Atlántico y afectarán a la fachada oeste.

Temas

Aemet

Fotos

Vídeos