La admirable historia de un jubilado de 82 años que comienza ahora la Secundaria

La admirable historia de un jubilado de 82 años que comienza ahora la Secundaria

Crisoto Lucero, de 82 años, tuvo que dejar los estudios en cuarto de primaria tras el fallecimiento repentino de su padre

IDEAL.ES

Si quieres, puedes. Así lo entiende Crisoto Lucero, un jubilado argentino de 82 años que ha decidido retomar sus estudios de secundaria. Este residente en La Humada, en la provincia de La Pampa, no pudo hacerlo en su momento debido a la repentina muerte de su padre que le obligó a trabajar desde bien joven para sacar a su familia. Solo había llegado hasta lo que se conoce como cuarto de primaria en España.

Según revela ‘Clarín’, Crisoto se centró en el sector petrolífero en aquel entonces donde permaneció una veintena de años. En 2007 se jubiló y consiguió formar una familia con sus dos hijas, sus nietos y bisnietos. Entre 2013 y 2015 decidió terminar los dos años que le restaban de primaria.

“Empecé el año pasado, pero tuve problemas en la vista. Fui al oftalmólogo y tenía alta presión ocular. Ahora se me pasó y ya puedo volver”, asegura el anciano, de quien sus preparadores aseguran tener una alta capacidad. Su historia recuerda a la del español de 90 años que está construyendo una catedral sin ayuda.

Crisoto Lucero acude tres veces por semana a clase algo menos de dos horas. Mientras, ve como algunos de sus compañeros abandonan. “Les digo que terminen. No hay que abandonar cuando se tienen posibilidades”, concluyó.

Fotos

Vídeos