Ideal

«Los héroes no tendrían que ser necesarios»

«Los héroes no tendrían que ser necesarios»
  • Juan Pablo Urtizberea: dos puñaladas por auxiliar a una mujer

«No lo hice del todo bien porque a Yasmin la mataron y eso es algo que no puedo olvidar». Juan Pablo Urtizberea se ha preguntado muchas veces si el 9 de mayo de 2009 pudo hacer algo más para salvar la vida de la mujer a quien trató de defender cuando su exmarido la estaba apuñalando en Irún. Él intentó detener al agresor pero recibió dos puñaladas, una en el abdomen y otra en la espalda, que a punto estuvieron de costarle la vida. Poco pudo hacer.Esa es, al menos, la conclusión a la que ha llegado.

De un día para otro, Juan Pablo se convirtió en un símbolo en la lucha contra la violencia de género. Recibió la medalla al Mérito Ciudadano de Irún, la ministra Bibiana Aído le visitó en su casa para anunciarle la concesión de la recién creada medalla a la Promoción de los Valores en Igualdad y en la calle le aplaudían. Se había vuelto famoso.«Todos querían salir en la foto, la verdad es que era insufrible», admite ahora entre risas cuando recuerda su etapa de ‘héroe público’.

Juan Pablo asegura que aquel día actuó «como actuaría cualquiera», pero reconoce que no sabe si lo haría otra vez. «Creo que no me quedaría parado, aunque confío en no pasar de nuevo por ese trauma», dice. Aquella vez ni siquiera se lo planteó. «Es intuitivo, ves que hay un follón y te metes dentro sin pensar que todo puede acabar mal. Fui, vi que había una mujer herida e intenté apartar al hombre, pero me clavó el cuchillo. Por suerte, yo lo puedo contar, no como Ignacio Echeverría en Londres».

A Juan Pablo se le puso como ejemplo de actitud heroica frente a la violencia de género, pero las muertes de mujeres no han dejado de aumentar desde entonces. «Mi ejemplo no sirvió», se lamenta. Él hizo lo que pudo. Fue un héroe a su pesar. «Nunca debería haber héroes; no se tendrían que necesitar, esa es la cuestión», razona.

Agresión

La mujer murió acuchillada en Irún por su exmarido, Edward Enrique Sanclemente, que también apuñaló a Juan Pablo Urtizberea cuando intentó socorrer a la víctima.Sentencia

El agresor fue condenado a 35 años de prisión por el asesinato de Yasmin y por las heridas que provocó a Juan Pablo.