Ideal

Un anciano de 80 años se matricula en Primaria para ser "un espejo para los jóvenes"

  • Ambrosio ha demostrado querer seguir superándose pese a su avanzada edad

Si el amor no tiene edad, tampoco lo tienen los estudios. Eso ha debido pensar Ambrosio que a sus 80 años ha decidido volver a matricularse en Primaria. Este hombre, de origen peruano, admite que lo hace para superarse a sí mismo y de paso para ser "un espejo para los jóvenes".

Lo cierto es que Ambrosio es un hombre muy comprometido con su mundo. Ya que según él mismo relata "quiero ser como un espejo para muchos jóvenes, ya que conmigo estudian señoritas de 14 o 15 años que no saben leer, y en esta época no puede pasar eso". Por esa razón el Gobierno de Perú lleva a cabo un proceso de alfabetización del que Ambrosio quiere formar parte.

Siendo apenas un niño tuvo que dejar de estudiar para ganarse la vida como tantas otras personas en el mundo que vivieron unos comienzos complicados del pasado siglo. Pero las ganas y el tesón de Ambrosio no le detienen para convertirse en un ejemplo para todos. Desde los más pequeños hasta quienes son de su quinta.