Ideal

Estos son los nutrientes necesarios para lucir una piel perfecta

Estos son los nutrientes necesarios para lucir una piel perfecta
  • Los expertos recomiendan consumir alimentos frescos, vegetales, pescados ricos en ácidos grasos, fibra, vitaminas y agua para hidratarnos correctamente

La alimentación es un factor clave para muchos aspectos de nuestra salud y también para el aspecto físico. Tanto es así que, que dependiendo de los nutrientes y los alimentos que consumamos, la piel tendrá un aspecto y unas condiciones diferentes. Para lucir una piel perfecta, por tanto, además de usar cremas y jabones apropiados, debemos saber qué alimentos son perjudiciales y cuáles son beneficiosos para la dermis.

Así lo afirma un artículo publicado en 2015 por la Academia Americana de Dermatología, que asegura que la clave para mantener una piel joven es, sin duda, la alimentación.

El abuso de las grasas saturadas, por ejemplo, hacen que nuestro metabolismo de debilite y el sistema circulatorio se vea afectado. La falta de oxígeno que produce la mala circulación de la sangre dará a la piel del rostro un tono azulado.

Abusar de las carnes rojas también es perjudicial para el aspecto de la dermis, puesto que la alimentación de estos animales suele contener muchos químicos que elevan la grasa saturada de la carne. Además, esos productos químicos pasan a nuestro organismo, provocando un desequilibrio hormonal que desemboca en acné.

El enrojecimiento de la piel, en ocasiones, se debe al consumo de alimentos picantes, puesto que tienen un efecto agresivo que rompe pequeños capilares.

Los embutidos, por su parte, dilatan los poros favoreciendo la obesidad y la aparición de acné.

El agua es esencial para una piel hidratada, por lo que, cuando no consumimos suficiente, la piel se reseca y se endurecen las líneas de expresión.

Si abusamos de la sal, también tendremos problemas dermatológicos. Y es que una cantidad excesiva puede provocar acidificación de la sangre. Además, la sal se puede acumular en determinados tejidos, provocando sensación de hinchazón, que se traduce en bolsas en los ojos, sequedad y arrugas.

Tampoco es aconsejable abusar del alcohol (no más de una copa diaria, según los expertos), puesto que agota la Vitamina A, interfiriendo en la regeneración de la piel y reduciendo la producción de colágeno y elastina, haciendo que el rostro pierda luminosidad, hidratación, flexibilidad y espesor.

El café también produce un efecto negativo, puesto que aumenta los niveles de cortisol, haciendo que la piel envejezca más rápido, se deshidrate y pierda brillo.

En cuanto a los productos lácteos, contienen una gran cantidad de hormonas que provocan la aparición de acné.

Por todo esto, los expertos recomiendan consumir alimentos frescos, vegetales, pescados ricos en ácidos grasos, fibra, vitaminas y agua para hidratarnos correctamente.

Temas