Ideal

Así pueden multarte aunque tengas el coche parado

  • Una acción incorrecta repostando puede conllevar una sanción de 200 euros y la retirada de tres puntos del carné

Pensar que fuera de la circulación un conductor está libre de multa es un error en la que suelen caer la mayoría de las personas. Con el coche parado se puede cometer una infracción, y no solo por haber estacionado en una zona prohibida.

La normativa contempla muchas acciones en las que el vehículo está implicado y, por mucho que parezcan inofensivas, conllevan una sanción. Por ejemplo, la mayoría de conductores desconoce que no está permitido lavar el coche en la calle, o hacer alguna reparación. Si lo hacemos, nos arriesgamos a una multa que puede ser simbólica o muy importante, dependiendo del municipio en el que tengamos nuestra residencia.

En la gasolinera, repostar de manera inadecuada puede representar una multa de 200 euros y la retirada de 3 puntos del carné de conducir, ya que no se puede hacer con las luces encendidas o el motor en marcha. Lo mismo puede suceder si tienes la radio encendida o el teléfono móvil mientras efectúas esta operación.

El mal estado de la matrícula de tu automóvil también puede ser causa de multa, aunque no circules. Cualquier signo de deterioro o de suciedad que impida la identificación correcta del automóvil puede ser causa de una multa de 80 euros.

Si te has cambiado de casa y no has notificado tu nueva dirección a la Dirección General de Tráfico, también puedes recibir una sanción. Es un proceso sencillo de realizar y gratuito, por lo que merece la pena realizar la notificación a la DGT y así evitar multas.

Los motivos de multa de tránsito teniendo el coche parado son muy numerosos, e incluyen también bajar del automóvil sin el correspondiente chaleco reflectante, lo que puede representar una sanción de 200 euros y la retirada de 3 puntos del permiso de conducir. Recuerda que también debes colocar los correspondientes triángulos de señalización.

MÁS INFORMACIÓN EN ABC.es.