Ideal

La niñera de Madeleine McCann: «Nos mandaron buscar en los cubos de basura»

La niñera de Madeleine McCann: «Nos mandaron buscar en los cubos de basura»
  • El próximo 3 de mayo se cumplirán diez años de la última vez que se vio a la pequeña británica en un complejo turístico de Portugal

Cuando están a punto de cumplirse diez años de la desaparición de la pequeña británica Madeleine McCann en un complejo turístico en Portugal, la que fue su niñera ha desvelado detalles de lo que se vivió aquella noche en el resort. En una entrevista al diario 'The Mirror', la mujer, que ha querido mantener el anonimato, ha relatado los momentos de pánico que vivieron los padres aquel 3 de mayo de 2007 y ha admitido la sensación de inseguridad que el personal tenía en el lugar.

La niñera cuenta en la entrevista que "no me tocaba cuidarla ese día y, de repente, veo que uno de los padres que utilizaban nuestros servicios se acerca y dice que algo terrible estaba pasando, que alguien estaba buscando a una niña perdida. En ese primer momento no pensé que fuera Maddie". Poco después, continúa el relato, encontró a la madre de Maddie, Kate McCann, que lloraba, y al padre, Gerry, desesperado. Recuerda que desde la dirección del hotel les instaron a buscar en los cubos de basura, porque "presumían que la niña podía estar sin vida en alguno de ellos. Ahí fue donde me di cuenta de que la cosa iba en serio".

En su relato, la mujer critica la actuación de la policía: "Tardaron noventa minutos en llegar y por el apartamento donde se alojaba Madeleine con sus padres pasaron cientos de personas contaminando toda la escena del crimen. Por eso la Policía buscaba líneas de tiempo de todos. Justamente, porque no llegaron a tiempo".

La mujer defiende a los padres, cuya implicación siempre se sospechó ("al ver sus reacciones uno se daba cuenta de que era imposible que estuvieran involucrados", asegura), y todavía mantiene la esperanza de que la pequeña Madeleine, que tenía tres años cuando desapareció, siga con vida: “El mejor escenario de esta horrible situación es que haya sido llevada por una persona rica que no tenía hijos”, dice la mujer.

La investigación, sin embargo, siempre apuntó a que la pequeña podría haber muerto la misma noche de su desaparición y que sus padres fueron parte activa en el suceso, ya que en el apartamento vacacional y en el coche que tenía alquilado la familia se hallaron rastros de sangre. Los análisis confirmaron que era de Madeleine. No obstante, con el tiempo, las certezas se redujeron y en los últimos días ha ganado presencia la hipótesis de que la niña, que estaba sola con sus hermanos gemelos, Sean y Amelie, de dos años, fue raptada por una banda de pedófilos y de que hoy, casi diez años después, seguiría con vida. Es lo que defiende el exinspector Dave Edgar, que en el diario 'Birmingham Mail' ha afirmado que “hay muchas posibilidades de que Madeleine todavía esté viva y podría estar escondida en algún lugar". Y es que "cuando sales más allá de la avenida principal del Algarve hay un sinnúmero de propiedades aisladas donde podría ser recluida", ha señalado.