Ideal

El niño que encanta serpientes venenosas como si nada

El niño que encanta serpientes venenosas como si nada
/ REUTERS
  • Desde que nació ha vivido rodeado de reptiles de este tipo con los que parece divertirse en sus juegos

Rishi Nath se las sabe todas en cuestión de serpientes. Pocos pueden darle lecciones sobre cómo sujetar una cobra, que es más complicado de lo que parece. Cualquiera puede hacerlo, eso es cierto, pero el truco consiste en evitar que la cobra haga la cobra y acabe por morder. A él nunca le ha ocurrido. Desde que nació ha vivido rodeado de reptiles venenosos con los que parece divertirse en sus juegos.

Rishi pertenece a los Sapera, una tribu seminómada que durante generaciones se ha ocupado de capturar serpientes y hacerlas bailar con su música. Proviene de una estirpe de encantadores que a lo largo de los siglos ha recorrido los festivales y los bazares de India para mostrar su familiaridad con uno de los animales más letales del mundo. Rishi y su compañera viven en la aldea de Baghpur, en el Estado de Uttar Pradesh.

Los dos han sido educados para convivir en armonía o, al menos, sin ningún percance serio. Uno es encantador y la otra está encantada, pero la suya es una relación en peligro de extinción. En 1991, el Gobierno indio prohibió la captura de serpientes venenosas. La práctica no ha cesado, pero está herida de muerte. En el mundo moderno cada vez interesa menos el baile de las cobras.

Temas