Ideal

¿Cuándo debes tomar ibuprofeno y cuándo paracetamol? Guía para cada caso

  • La tendencia habitual invita a confundirlos, pero aquí te explicamos para qué sirve cada uno

Cuando estamos enfermos con un dolor que nos molesta tanto que no nos permite estar relajados dentro de la dolencia que padezcamos, por lo general las personas se automedican, algo desaconsejado, y recurren a ibuprofeno o paracetamol. Lo hacen indistintamente sin saber que en realidad no sirven para lo mismo.

Debe quedar claro que ninguno de los dos tiene un efecto más repentino que el otro pues ambos actúan a la misma velocidad. Al mismo tiempo hay que saber que el paracetamol es más fuerte y no está indicado para personas que sufran del hígado mientras que con el ibuprofeno hay que vigilar dolencias relacionadas con el estómago.

En cuanto a los dolores, hay que saber diferenciarlos. Por una parte se debe usar el paracetamol cuando lo que suframos sean dolores de cabeza y resacas pero teniendo muy en cuenta que este hace que el efecto del alcohol llegue a duplicarse. En cambio cuando se trata de dolores muy localizados en espalda, músculos o muelas, lo idóneo es el ibuprofeno.

En cuanto al dolor menstrual en las mujeres, la mejor solución vuelve a ser el ibuprofeno porque es antiinflamatorio como sucedería también si padecemos de artritris. Lo mismo debemos tener en cuenta a la hora de curarnos heridas pero no por esa circunstancia sino porque el paracetamol tiene efecto anticoagulante, lo cual no beneficia en absoluto a la curación de estas heridas.

Por último en caso de gripe, lo recomendable es medicarse con paracetamol porque el ibuprofeno puede producir que se debiliten el número de plaquetas en nuestra sangre. Aunque si lo que padecemos es simplemente fiebre, tanto uno como el otro son buenos remedios contra esta dolencia.

Temas