Ideal

Un zoo les denuncia por utilizar su mapache para un anuncio erótico

Un zoo les denuncia por utilizar su mapache para un anuncio erótico
  • Tomás, nombre que recibe el mapache, fue entregado en régimen de alquiler a la agencia de publicidad Art-Msk, puesto que iba a participar en una grabación de un anuncio publicitario sobre artículos para el hoga

Un mapache se ha convertido en el protagonista absoluto de numerosos titulares de la prensa rusa después de que el zoo al que pertenece, situado en Moscú, denunciase a una agencia de publicidad por haber utilizado al animal en un anuncio erótico.

Al parecer, Tomás, nombre que recibe el mapache, fue entregado en régimen de alquiler a la agencia de publicidad Art-Msk, puesto que iba a participar en una grabación de un anuncio publicitario sobre artículos para el hogar, como edredones y toallas.

Sin embargo, cuando se lo volvieron a entregar a los responsables del zoo, los cuidadores notaron una “insana atracción por los pechos de las mujeres. Se encontraba en una especie de estado de shock y tardó entre dos y tres meses en volver a comportarse de forma normal”, aseguran los cuidadores, tal y como recoge La Vanguardia.

Poco después pudieron comprobar que el mapache no participó en este tipo de spot publicitario, sino en uno erótico, ya que en las imágenes que publicó el estudio aparece una modelo semidesnuda jugando con el mapache, al cual utiliza para cubrir sus senos, algo que los propietarios del animal denuncian que “debería estar prohibido por la ley”. Además, añaden que nunca fueron informados de que se trataba de este tipo de publicidad, “Nos enteramos de forma casual de que Tomas había sido grabado con una mujer casi desnuda cuando entramos en la web de la agencia y vimos las fotos y el vídeo, que luego colgaron en redes sociales”, ha explicado su portavoz, Víktor Kiriujin.

Ahora exigen que retiren de internet el material grabado con el mapache, así como también una compensación por los posibles daños morales causados al mapache. Por su parte, los miembros del estudio afirman que lo que se vio en internet son sólo unas escenas que se filtraron, puesto que el trabajo todavía no lo han entregado a quien lo encargó, así que no hay base ni para la demanda ni para decir que el mapache se utilizó para otros fines, añadiendo que no se trata de un vídeo erótico, tal y como asegura Valeri Bogátov, director del estudio.

Además, se quejan de que pidieron un animal amaestrado y les dieron uno que no contaba con esta cualidad, por lo que también barajan demandar al zoo, “Lo más probable es que ahora respondamos a la demanda y además pidamos una compensación por el sujetador que mordisqueó el mapache”, expresó Bogátov.

No obstante, algunos medios locales insisten en que todo podría tratarse de un montaje para dar publicidad al estudio y al zoo.

Temas