Ideal

La indignante diferencia entre ricos y pobres de un libro de texto que enfada a la Red

La indignante diferencia entre ricos y pobres de un libro de texto que enfada a la Red
  • Un manual de quinto curso de Secundaria recaba literalmente que «los pobres lo son porque tienen muchos hábitos de gente pobre, y muy pocos de gente rica»

Estén atentos, padres, al material con el que sus hijos trabajan diariamente en el colegio. Días atrás, una publicación en la red social Facebook puso de manifiesto la peculiar explicación que reside en un libro de texto de Bolivia, concretamente del área de valores para el quinto curso de Secundaria. Recopila la diferencia entre ser rico y ser pobre. En sus líneas se puede leer afirmaciones como “los pobres son pobres porque tienen muchos hábitos de gente pobre y muy pocos de gente rica” o “despreciar y criticar a la gente rica es algo muy común entre la gente pobre. Se debe a la intención de justificar la falta de conocimiento y disciplina financiera”.

La publicación parte de un usuario en concreto como Arsel Álvarez Marco. En ella se ha desatado un debate acerca de la explicación que puede resultar cuanto menos particular. Se han generado 230 reacciones, ha sido compartido en más de 1300 y se acerca a los 180 comentarios. Entre todos ellos, incluso, destacan que en el libro formativo se pueden leer algunas faltas de ortografía.

La explicación que determina el temario reza literalmente lo siguiente:

“Despreciar y criticar a la gente rica es algo muy común entre la gente pobre. Eso sucede ‘por que’ los pobres sólo buscan justificar la falta de conocimiento y disciplina financiera. Esa actitud de crítica no estimula un cambio en nosotros. ‘Al la vez’ disminuimos y nos cerramos a la oportunidad de ser ricos, porque hemos identificado el ser rico como algo negativo, lo cual inconscientemente no queremos para nosotros.

Es un hecho que los pobres son pobres porque tienen muchos hábitos de gente pobre y muy pocos hábitos de gente rica. Los padres y apoderados con menor éxito económico enseñan a sus hijos hábitos que resultan en la continuidad de la pobreza, mientras que los padres con mayor éxito económico enseñan a sus hijos hábitos ‘de que’ los catapultan al éxito financiero. Lo que separa a los ricos de los pobres no es la diferencia de ingresos, sino la diferencia de estilos de vida”.