Ideal

Una niñera dona parte de su hígado a la niña que cuida

  • Pese a todos los riesgos del qurófano, se sometió a una cirugía de 14 horas

Kiersten Miles es una mujer increíble. Esta niñera estadounidense de New Jersey descubrió que Talia, la niña que cuidaba, tenía una enfermedad que le obstruía los conductos del hígado con las bilis. Sólo se podía tratar con un trasplante.

Y no lo dudó. La joven decidió hacerse las pruebes para saber si era compatible con la pequeña. Como así fue, se ofreció a donarle parte de su hígado.

Kiersten, pese a todos los riesgos del qurófano, se sometió a una cirugía de 14 horas. Ha tardado 9 días en recuperarse, ha ayudado a Talia y no para de recibir mensajes en Facebook por su heroicidad.

Temas