Ideal

Denuncia a su peluquería a Consumo porque «le cortaron demasiado»

Denuncia a su peluquería a Consumo porque «le cortaron demasiado»
  • Víctor Encabo, un hombre de Alicante, asegura que se le ha perjudicado en su búsqueda de un puesto de trabajo por el corte de pelo al que fue sometido en el centro

La Oficina Municipal de Consumo de Alicante ha rechazado la reclamación de un ciudadano cuya intención era la de denunciar a una peluquería. Consideraron que era “una tontería”. Víctor Encabo salió de un centro de belleza con un corte de pelo que no es de su agrado, ya que su imagen es clave para conseguir un puesto de trabajo. “Me lo cortaron demasiado y me dejaron lleno de trasquilones. Estoy seguro de que quien lo hizo era un aprendiz y no era para nada lo que yo les había pedido. No es la imagen que quiero dar”, declara al ‘Información’.

Encabo asegura que después de pagar por el servicio pidió una hoja de reclamaciones. Le dijeron que no tenían. Entonces se personó el pasado viernes en la oficina de Consumo próxima al Ayuntamiento de Alicante. “Un primer trabajador me dijo que el motivo de la queja no entraba dentro del arbitraje. Hablé con el responsable y me dijo que fuese al juzgado a denunciar al centro”, señala. Ante la negativa, se personó en el Registro del Ayuntamiento para interponer otra queja, en esta ocasión a Consumo.

Desde la Concejalía de Comercio se desmiente tal versión y se reconoce que “siempre se admiten todas las reclamaciones”. Sin embargo, plantean la duda del caso por su subjetividad. “¿Cómo se valora si un corte de pelo está mal hecho?”, añaden. Por su parte, el asesor de Comercio reconoce que se comprobará si la peluquería en cuestión no cuenta con hojas de reclamación.

“Sé que el pelo crece y en parte me siento estúpido con este tema, pero creo que como consumidor tengo derecho a mostrar mi enfado. Primero porque he pagado por un servicio que no ha sido de mi agrado y segundo porque no se han respetado mis derechos. El pelado me hace las facciones muy duras. Es un cambio de imagen muy radical. Puede parecer una tontería, pero en las entrevistas de trabajo todas estas cosas se tienen muy en cuenta”, denuncia.