Ideal

Los consejos para conducir con lluvia que pueden salvarte la vida

  • Hay que tener muy claro qué precauciones debemos tomar en caso de encontrarnos con condiciones meteorológicas adversas

La estación invernal, en cuyo ecuador nos encontramos, suele provocar condiciones adversas para conducir, por lo hay que tener muy claro qué precauciones es necesario tomar en cada caso. En esta ocasión, nos centraremos en algunos consejos para conducir con lluvia, una condición que puede hacernos perder la estabilidad y el agarre.

Visibilidad

El agua y la falta de luz reduce considerablemente la visibilidad durante la conducción, por este motivo debemos revisar el parabrisas y sus escobillas, de modo que limpie las lunas adecuadamente, sin dejar rastros de barro y arrastrando de forma correcta el agua que cae sobre el cristal. Las luces también deben estar en buen estado, puesto que es recomendable mantenerlas encendidas en condiciones de lluvia.

Agarre y estabilidad

Este es el principal problema que se nos presenta cuando conducimos bajo la lluvia. La capacidad de agarre de los neumáticos se reduce, puesto que pueden evacuar el agua hasta un cierto límite que, cuando se traspasa, hace que perdamos el control. A este fenómeno se le llama “aquaplaning”. Por este motivo, debemos reducir la velocidad, evitar realizar movimientos bruscos, aumentar la distancia de frenado y no atravesar aguas corrientes. Pero, ante todo, debemos mantener la calma si advertimos que estamos experimentando aquaplaning.

Revisión de neumáticos

Es imprescindible mantener los neumáticos en buen estado, sobre todo si vamos a conducir con lluvia. Debemos comprobar que el dibujo del neumático tiene la profundidad mínima (1,6 mm) y que la presión es la adecuada.

Amortiguadores

Si los amortiguadores no están en buen estado, no sujetarán la carrocería con firmeza ni permitirán que el vehículo reaccione de forma adecuada ante un movimiento. Debemos comprobar que los amortiguadores también están en perfecto estado para la conducción con lluvia.

Frenos

Además de comprobar que los frenos se encuentran en buen estado, debemos evitar frenar de forma brusca cuando conducimos bajo la lluvia. Lo ideal es pisarlo con suavidad para evitar el bloqueo de las ruedas, anticiparnos a la frenada al acercarnos a una curva y realizarla con la dirección lo más recta posible.

Climatización

Debemos evitar que se empañen los cristales, haciendo uso de los difusores de aire. También podemos abrir un poco las ventanas y fijar el aire acondicionado a una temperatura de unos 20 grados.

Señalización horizontal

La pintura blanca de la calzada se convierte en una superficie resbaladiza con la lluvia, por lo que debemos evitar pisarlas, sobre todo si conducimos una moto.