Ideal

El terrible relato de la mujer que se despertó en plena operación al irse el efecto de la anestesia

  • «Sentía cómo me hacían las incisiones y movían mis órganos. El dolor era algo horrendo», narra

En Canadá, la historia de una paciente está convirtiéndose en un fenómeno viral. Donna Penner se sometió a una intervención quirúrgica en la cual llegó a despertarse. Una situación “horrenda” que narró a la BBC y que puede ser difícil de asimilar para personas sensibles. “Me acostaron en la mesa de operaciones y empezaron a hacer eso que hacen. Me conectaron a los monitores y el anestesiólogo me puso algo por vía intravenosa antes de la máscara. Me dijo que respirara profundo. Al final me quedé dormida”, cuenta.

Donna afirma que llegó a despertarse y a escuchar “los sonidos de la sala de cirugía”, “los pasos y los pitos de las máquinas”, incluso hasta el ruido de los instrumentos y al cirujano solicitar el bisturí.

La mujer había despertado, pero no podía moverse por un bloqueador muscular que le fue aplicado. Asegura que entró en pánico: “Entré en pánico. Esperé unos segundos y luego sentí que me hacía la primera incisión, el dolor…no tengo palabras para describirlo. Era horrendo. Escuché lo que hablaban y lo que hacían, sentí cuando me hizo las incisiones e introdujo los instrumentos en mi abdomen además de cómo movían mis órganos para explorar”.

Cuando la intervención tocaba a su fin, Donna recuperó la sensibilidad de la lengua y empezó a mover el tubo que le fue introducido en la boca para atraer la atención. “Pensó que el relajante ya había perdido el efecto y sólo me retiró el tubo para que pudiese respirar. Pasé por momentos en los que creía que iba a morir por la agonía del dolor. No podía respirar. Me despedí mentalmente de mis seres queridos. Luego desperté como si alguien hubiese hecho un chasquido con los dedos. La enfermera gritaba y el anestesista pidió la bolsa de resucitación. Se me suministró una sustancia para paliar los efectos del paralítico y pude volver a hablar”, recalca.

Finalmente, la historia tuvo un final feliz. La paciente fue trasladada hasta la habitación donde se recuperó de la operación no sin antes recibir las disculpas del equipo médico encargado de la intervención.