Ideal

El joven que encontró cocaína en un bote de Nesquik denunciará al supermercado

  • Asegura que la repercusión que ha tenido la noticia y el temor que pueda surgir algún tipo de sospecha sobre él, le han generado una "gran ansiedad"

  • La Policía cree que algún traficante lo dejó en la estantería del supermercado para pasárselo a otro narco, sin contar con que cualquier comprador podía cogerlo

La noticia fue tendencia en las redes sociales y el hastag #Nesquik subió como la espuma en Twitter. Un chico de Zaragoza había encontrado en un bote de Nesquik un cuarto de kilo de cocaína. La noticia la dio en primicia el Heraldo de Aragón, y ahora cuentan que el joven quiere demandar al establecimiento por "negligencia". Sobre todo por la enorme repercusión que ha tenido la noticia y el temor que pueda surgir algún tipo de sospecha sobre él, le han generado una "gran ansiedad", asegura su abogado, Javier Acín Vinyeta, que se personará en la causa judicial para estar al tanto de cualquier novedad.

"Mi cliente llegó a temer que los traficantes que colocaron la droga en el bote pudieran culparle a él del perjuicio económico sufrido", dijo el letrado en declaraciones al Heraldo de Aragón. Al parecer el joven no ha vuelto a pisar el supermercado en el que encontró la cocaína, valorada en unos 13.000 euros.

Fuentes próximas a la investigación indicaron que la Policía cree que algún traficante lo dejó en la estantería del supermercado para pasárselo a otro narco, sin contar con que cualquier comprador podía cogerlo. El bote de 'Nesquik' más caro del supermercado sin ninguna duda.

La Policía trata ahora de identificar al traficante que manipuló el bote, introdujo ahí la droga y lo cerró para colocarlo en la estantería, quizá siguiendo las instrucciones que había pactado con otra persona para pasarle la cocaína de esta peculiar manera.

La Policía Nacional, tras recoger el paquete, abrió una investigación para averiguar tanto su procedencia como el destinatario. Para ello, entre otras diligencias, envió el bote de Nesquik y la bolsa con la droga al laboratorio de la Policía Científica para extraer todas las huellas dactilares posibles. Además, analizaron las cámaras de seguridad del supermercado para comprobar los movimientos que se produjeron en torno a la estantería de los botes de cacao en polvo tanto en esa mañana como en el día anterior.