Ideal

Perros que ayudan a detectar cáncer prematuro entre los bomberos

Perros que ayudan a detectar cáncer prematuro entre los bomberos
  • "Además de ser unas pruebas muy competitivas a nivel de precio, creemos que es una iniciativa que puede ayudar a salvar muchas vidas y por eso apostamos por ellos", señala un bombero

Un grupo de perros de raza beagle entrenados en Canadá han ayudado a la detección prematura del cáncer en varios departamentos de bomberos de Texas, informaron fuentes de la organización que gestiona los canes.

"Empezamos a entrenar a cinco perros para detectar cáncer mediante el olfato en 2010 y, al año siguiente, pasamos a la fase experimental con las pruebas de detección, en la que aún nos encontramos", relató el presidente de CancerDogs, Glenn Ferguson.

Previo envío de los equipos de detección desde Canadá, los bomberos respiran durante diez minutos con una máscara quirúrgica especial que se impregna de su aliento.

Posteriormente, cuatro los canes olfatean cada una de las muestras y, en caso de que dos o más detecten un positivo, la muestra en cuestión vuelve a pasar un segundo test de la misma forma.

Si el resultado se confirma en este segundo test, se informa a la persona afectada para que envíe otra muestra y, si obtiene un resultado positivo otra vez, el centro recomienda al posible enfermo que visite a un doctor especialista.

"Además de ser unas pruebas muy competitivas a nivel de precio, creemos que es una iniciativa que puede ayudar a salvar muchas vidas y por eso apostamos por ellos", señaló el bombero Kevin Fellers, que es el contacto entre la asociación y el cuerpo de bomberos de la ciudad de Fort Worth (Texas).

El departamento de la ciudad del norte de Texas pidió 450 equipos de detección para los bomberos de su cuerpo y los familiares que quisieran someterse a las pruebas, de las que finalmente se detectaron 10 personas con cáncer en estado prematuro.

La mayoría de los cánceres descubiertos por los perros fueron de piel, aunque también hubo un par que implicaban órganos vitales.

"Los bomberos tienen tasas de cáncer más elevadas que la población general ya que se exponen diariamente a productos químicos por culpa de las llamas y el humo de los incendios que tratan de sofocar", añadió Ferguson.

Además del departamento de Fort Worth, otros treinta cuerpos de bomberos han participado en el último lustro en este proyecto, como los de Dallas, Denton, Arlington o San Marcos, mientras que los bomberos de San Antonio están actualmente a la espera de los resultados de sus test.