Ideal

Cuidado si compras antirradares de Tráfico: se han disparado en las rebajas

Cuidado si compras antirradares de Tráfico: se han disparado en las rebajas
  • Las multas por tenerlos pueden oscilar desde los 200 euros si se trata de detectores hasta los 6.000 euros si son inhibidores

El mercado negro no es ajeno a las rebajas, y por ello en las últimas semanas se ha disparado la venta de antirradares de Tráfico, los cuales pueden ser detectores o inhibidores, tal y como advierte la Asociación para el Estudio de la Lesión Medular Espinal (Aesmele),”Las rebajas de enero se convierten en una cita ineludible, que muchos consumidores aprovechan para evitar hacer desembolsos cuantiosos buscando buenas ofertas. Esto lleva a muchos conductores a buscar soluciones a las multas, en falsas promesas de legalidad. Y es que, aún hay grandes superficies y páginas web que ofrecen dispositivos, como detectores de radar e inhibidores, ocultando a los compradores los problemas que acarrea su adquisición y/o uso”, explicaba la asociación.

Estos aparatos están prohibidos por ley desde 2014 y su uso o posesión puede acarrear multas que van desde los 200 euros en caso de que se trate de detectores hasta los 6.000 euros sin son inhibidores. La principal diferencia entre unos y otros reside en que los detectores identifican la frecuencia del cinemómetro fijo o móvil y avisa de su presencia, mientras que los inhibidores emiten una frecuencia que anula la del radar. Ambas prácticas conllevan también pérdida de puntos para los infractores, hasta tres puntos si son detectores y seis si se trata de inhibidores.

El problema reside en que los dispositivos detectores pueden utilizarse bajo una premisa falsa que los hace legales, ya que se pueden llevar en el coche sin tener activada la función de detector de radar, mientras que sí tienen activada la función de avisador de radares que publica la Dirección General de Tráfico. Eso sí, algunos modelos con solo presionar una pestaña cambian la función, por lo que se puede pasar de función legal a ilegal con mucha facilidad.

Por ello, desde Aesleme piden que la DGT prohíba la venta o posesión de estos detectores, tal y como ocurre con los inhibidores.