Ideal

Fallece en pleno juicio una madre de 30 años que sufrió un infarto

Fallece en pleno juicio una madre de 30 años que sufrió un infarto
  • La familia de Hayley advirtió que algo grave le ocurría cuando comprobaron que se le habían puesto los ojos en blanco y su cuerpo temblaba

Hayley Gascoigne tenía 30 años cuando falleció en medio de un juicio sobre asuntos familiares, al que acudió junto a sus padres y su hermana, en Hull Crown, Reino Unido. Esta joven madre se encontraba en la sala en la que se estaba celebrando el juicio cuando, de repente, empezó a ponerse muy pálida y su cuerpo empezó a temblar.

La familia de Hayley advirtió que algo grave le ocurría cuando comprobaron que se le habían puesto los ojos en blanco. Finalmente se desvaneció, mientras sus padres gritaban desesperados pidiendo ayuda. “Hayley, Oh Dios mío, llame a una ambulancia, por favor, sálvenla por favor”, gritaba la madre de la joven.

Aunque los agentes de seguridad que se encontraban en los juzgados intentaron socorrerla mientras el abogado de la Hayley pedía una ambulancia, finalmente no pudieron salvarla y la joven falleció tras 20 minutos de intentos de reanimación.