Ideal

Las redes sociales deprimen y engordan

Una chica usando el móvil en la cama.
Una chica usando el móvil en la cama.
  • El sueño interrumpido por el uso del móvil durante la noche da lugar a cansancio, falta de concentración y bajo estado de ánimo, además de cambios hormonales

Uno de cada cinco chicos y chicas de entre 12 y 15 años -más las chicas que los chicos- se despiertan en medio de la noche cada día –un tercio lo hace al menos una vez por semana-, y se pone a chequear las redes sociales o a mandar mensajes, según ha revelado un estudio británico. Pero ese sueño interrumpido no le sale gratis a los niveles de energía y bienestar de los adolescentes que viven "pegados" al móvil, explican investigadores británicos.

Como han publicado en Journal of Youth Studies, "los que consultaban a diario las redes sociales por la noche tenían tres veces más riesgo de sentirse siempre cansados en clase que los que dormían de un tirón y se levantaban a horas fijas. Además, ese cansancio reducía claramente sus niveles de bienestar y felicidad". (Más información en Mujerhoy.com)