Ideal

Ingresa por voluntad propia en el hospital para acompañar a su marido en sus últimos días

  • La anciana de 91 años pidió un permiso especial y pudo compartir los últimos momentos tumbada junto a su esposo

Después de 73 años de matrimonio, Eloise Morris, de 91 años, quiso pasar los últimos días de su marido George, de 94, junto a él, por lo que pidió un permiso especial para ingresar en el hospital de forma voluntaria.

El suceso, que ha dado la vuelta al mundo, tuvo lugar en el estado de Virginia (Estados Unidos), donde el hospital concedió el permiso excepcional para que Eloise, quien también requiere cierta atención médica, pudiera estar al lado de su marido en las últimas horas.

En un post de Facebook compartido por más de 3.000 usuarios, Eloise escribió lo siguiente: "Todos nuestros pacientes significan mucho para nosotros, pero a veces tenemos el privilegio de tratar con casos que verdaderamente nos emocionan".

"Ser feliz, lo seas o no realmente. Reír", explicó Eloise a una entrevista con Washington Post, en la que aseguraba que este era el secreto del "amor eterno".