Ideal

Una anciana pide ingresar voluntariamente en un hospital para pasar las últimas horas con su marido

fotogalería

/ FACEBOOK

  • Llevaban 73 años juntos y no podían vivir el uno sin el otro

Conmovedora historia la que nos llega desde Estados Unidos, donde un hospital militar de Virginia ha permitido que una mujer ingrese en el centro médico para pasar las últimas horas junto a su marido. George Morris, de 94 años, y Eloise, de 91, no pueden vivir separados.

El Fort Belvoir Community permitió que la pareja, que llevaba 73 años de matrimonio, permanezcan juntos después de que la mujer solicitara un ingreso voluntario.

"Todos nuestros pacientes significan mucho para nosotros, pero a veces tenemos el privilegio de tratar con casos que verdaderamente nos emocionan", ha escrito el centro en su página de Facebook.

Eloise confesó al Whashington Post cuál era el secreto de tantos años de amor: "Ser feliz, lo seas o no realmente. Reír".