Ideal

22 años de prisión por robar un mando a distancia

22 años de prisión por robar un mando a distancia
  • La extravagante condena ha tenido lugar en Estados Unidos

Se lo pensará dos veces la próxima vez que quiera robar cualquier cosa. Es decir, cualquier cosa literalmente porque Eric Bramwell se expone a 22 años de prisión por haber robado un mando a distancia en unos apartamentos.

El suceso ha tenido lugar en Wheaton, Illinois (Estados Unidos) cuando en agosto de 2015, los dueños del recinto detectaron que faltaba uno de los mandos a distancia de sus televisiones. Denunciaron su desaparación hasta que un guante con ADN resultó la prueba definitiva.

En dicho guante estaba la prueba física del ADN de Eric que al parecer habría sido quien sustrajo el mando. Por eso un juzgado lo condena a más de dos décadas de prisión aunque precisan que la pena es tan elevada por sus antecedentes policiales.