Ideal

Espectacular rescate de un perro a 50 metros de profundidad

  • Un amplio despligue de bomberos y policía municipal logra salvar con vida a Osa, que accidentalmente se había caído a un pozo

Diez bomberos, agentes de policía municipal, médicos, técnicos sanitarios... Un amplio despliegue para salvar a Osa, que accidentalmente se ha caído a un pozo de 50 metros de profundidad. De este modo empieza el rescate. Montan un sistema de poleas y un bombero desciende hasta llegar al final del pozo. La perrita está en buen estado, a decenas de metros de profundidad el bombero avisa. Comienza el complicado ascenso. Hay que subirlos con mucho cuidado, cualquier movimiento brusco podría provocar heridas al bombero y también al perro. Tras dos horas de trabajo. Los dos sanos y salvos salen a la superficie. Viva pero muy asustada. Osa apenas se mueve, paralizada por el frio. poco a poco entra en calor y a su forma, también da las gracias.