Ideal

¿Cómo me curo la gripe en casa?

¿Cómo me curo la gripe en casa?
  • Salvo que la fiebre persista más de cinco días no hay que ir al médico, ni tomar antibióticos, «porque no sirven para nada en este caso», advierte la doctora Aintzane Ruiz, y ofrece sencillos consejos para pasar la enfermedad

El límite para empezar a hablar de epidemia este año en Eukadi son 78 afectados por cada 100.000 habitantes. Y estamos en 223. El dato lo confirma la sensación que tenemos todos: en casa o en el trabajo hay alguien con gripe, que este invierno se está cebando especialmente con los niños. «Los grupos de edad más afectados han sido los de 0 a 4 años y 5 a 14 años, con tasas de 1.262 y 990 casos por 100.000 habitantes, respectivamente», informa Osakidetza en su informe de la semana pasada, la última de la que se tienen datos. La mayoría de estos procesos serán solo estadística en cinco o seis días, lo que viene a durar una gripe sin complicaciones. En esos casos no hace falta ir al médico ni tomar antibiótico. La única receta es tomar mucha agua y reposar en casa. La doctora Aintzane Ruiz, especialista de medicina interna de Quirón Bizkaia, ofrece unos sencillos pero efectivos consejos para pasar la gripe.

No es lo mismo gripe que resfriado

Hay síntomas comunes, como el mal cuerpo y el moqueo. Pero a la gripe van asociados un ramillete de molestias más: «fiebre alta, a partir de 38 y a veces hasta 40, dolor muscular y en las articulaciones, dolor de garganta y cabeza. No es lo habitual pero, en ocasiones, pueden sufrirse náuseas que acaben en vómito y diarrea», advierte la doctora Ruiz.

En casa sí, pero en la cama no

«El reposo absoluto no es lo más indicado para procesos gripales. Conviene estar unos días en casa, pero no encamados». No tendremos muchas ganas de actividad pero tampoco es bueno estar cinco días tumbado. Ni abrigarnos demasiado. «La fiebre causa sensación de frío, pero eso de sudarla, como se suele decir, no sirve para nada. Hay que abrigarse de forma normal, pero sin pasarse».

«Los antibióticos no hacen nada»

Los médicos no se cansan de insistir en que la gripe no se cura con antibióticos «porque es una infección de típico vírico, no es una bacteria». Por muy mal que nos encontremos, «los antibióticos ni van a acortar el proceso ni van a procurarnos mejoría alguna». En otras palabras, «no hacen nada». La alternativa, los antitérmicos «como el paracetamol, que se pueden tomar cada seis u ocho horas y ayudan a bajar la fiebre y a mejorar la sensación de malestar».

La mejor receta, dos litros de agua

«Hidratarse es fundamental para pasar la gripe. Y lo mejor es el agua, un litro y medio o dos todos los días», calcula la especialista de Quirón Bizkaia. Recomienda añadir a la dieta líquida «algún zumo natural o alguna infusión». Y, por supuesto, «nada de alcohol». Sobre la comida no hay restricciones, aunque «el cuerpo nos va a pedir cosas ligeras y con mucha agua, verduras cocinadas al vapor o a la plancha, sobre todo».

¿Miel sí o no?

Pues depende de si hay problemas de azúcar, advierten los médicos. Si los hay, por supuesto que no, pero en caso contrario, y cuando la gripe lleva asociado dolor de garganta, funcionan bien los preparados de miel y limón. «Aunque lo más beneficioso para las molestias de garganta sigue siendo hidratarse bien con agua».

No vaya al médico salvo que la fiebre dure más de 5 días

Las consultas de los médicos están estos días abarrotadas de pacientes aquejados de gripe. Y la mayoría no tenían que haber salido de casa. Porque no hacía falta. «La gripe es un proceso vírico y en el caso de las personas sanas que no sufran complicaciones no es necesario visitar al médico». Sí conviene «si la fiebre persiste más de cinco días seguidos» o si se notan síntomas que ya no corresponden a la gripe sino a una complicación derivada de esta: «si el paciente sufre sensación de ahogo, le duele el pecho, la tos seca se convierte en expectoraciones purulentas, o si se siente confuso... entonces conviene llamar al doctor».

Sí, contagia

«La gripe es muy contagiosa y se transmite por vía aérea, por lo que el paciente debe extremar la higiene para no pegársela al de al lado». Entre las recomendaciones de los especialistas, «lavarse las manos con frecuencia o utilizar geles de limpieza, toser y estornudar en un pañuelo y no al aire porque esas pequeñas gotitas son las que contagian el virus, y ventilar la casa».

¿Cuánto dura?

El proceso vírico suele durar «entre cuatro y siete días», calcula Aintzane Ruiz, que sitúa las jornadas con mayores molestias «entre las tres y cuatro primeras». Lo normal será notar una progresiva mejoría «aunque la sensación de cansancio se puede prolongar más allá de esa semana». Por eso, el regreso a la actividad cotidiana (trabajo, deporte...) debe hacerse «con lógica» y sin excesos.

Temas