Ideal

Prohíben la entrada al colegio a 200 alumnas por llevar la falda muy corta

Prohíben la entrada al colegio a 200 alumnas por llevar la falda muy corta
  • Esta escuela ya prohibió la entrada a otros alumnos hace algunos meses por el color de sus zapatos o por la forma de sus cejas

La decisión de la Ebbsfleet Academy de prohibir la entrada a 200 alumnas por llevar la falda demasiado corta ha provocado una fuerte polémica en Londres, por ser demasiado estricta. Al parecer, la política de este centro establece que las jóvenes deben llevar una falda azul marino que no supere los 5 centímetros por encima de la rodilla.

El incumplimiento de esta norma ha llevado a la directora del centro, Alison Colwell, a expulsar a nada menos que el 5% de sus alumnas, según afirma el Daily News. Los padres de las jóvenes expulsadas, por su parte, han reaccionado indignados. Concretamente una de las madres, Kim O’Brien, ha publicado lo ocurrido en Facebook a modo de protesta.

Prohíben la entrada al colegio a 200 alumnas por llevar la falda muy corta

“La escuela envió cartas a las casas de los estudiantes antes de Navidad pidiéndonos que comprobásemos que las faldas de nuestras hijas no se situaban más de 5 cm por encima de la rodilla. Mi hija se presentó hoy a la escuela con su falda, y nunca había tenido problema para entrar. No hay nada malo con su falda, tiene la longitud correcta. Cuando llamé a la escuela, me dijeron que le habían dado una carta en la que señalaba cómo se podía entrar en la escuela y que debía cambiar su falda, pero la dejaron fuera”, asegura O’Brien en las redes.

Además, la madre de esta chica de 15 años se siente muy enfadada porque considera que es un peligro dejar a los niños completamente vulnerables en la calle. “Están cerrando las puertas en las narices a varios alumnos por razones tontas. Estoy muy enojada, la escuela es un lugar donde los niños deben ser capaces de sentirse seguros. Hay niños muy vulnerables, que incluso no tienen calefacción en sus casas, y ahora la escuela los trata como si fueran basura”, se queja O’Brien.

No es la primera vez que esta escuela levanta la polémica. A principios del presente curso prohibió la entrada a alumnos que no cumplían las normas insólitas sobre las cejas o el color de los zapatos.