Ideal

Tres bebés en Girona, Madrid y Valencia, los más madrugadores de 2017

Abdul.lahe es el primer bebé del año 2017 nacido en la Comunitat Valenciana.
Abdul.lahe es el primer bebé del año 2017 nacido en la Comunitat Valenciana. / Efe
  • Tanto Lara como Alejandra han nacido durante la primera campanada, en los primeros segundos del año, mientras que el parto de Abed.lahe también ha concluido en el primer minuto del año

Lara, Alejandra y Abed.lahe, tres bebés que han visto la luz en los primeros instantes del recién estrenado año en Girona, Madrid y Gandía (Valencia), respectivamente, se han convertido en los recién nacidos más madrugadores del 2017.

Tanto Lara como Alejandra han nacido durante la primera campanada, en los primeros segundos del año, mientras que el parto de Abed.lahe también ha concluido en el primer minuto del año. En el caso de Lara, pasaba un segundo de la medianoche en el hospital Santa Caterina de Salt (Girona) cuando su madre ha dado a luz, según ha informado la Generalitat.

La pequeña, que ha pesado 2,520 kilos al nacer, recibirá como es tradición la visita del el conseller de Salud, Antoni Comin, este mediodía. Por su parte, Alejandra, una niña que ha pesado 3,170 kilogramos, es la primera bebé nacida en 2017 en la Comunidad de Madrid al haber llegado al mundo al mismo tiempo en que sonaba la primera de las campanadas con las que se suele celebrar el Año Nuevo.

La niña, de madre española y que ha nacido en el Hospital Clínico de Madrid, se hizo esperar ya que la madre comenzó a dilatar a las nueve de la noche, según han apuntado a Efe fuentes del hospital. "Pensamos que no le iba a tocar, que la habría expulsado antes del fin del año, pero al final ha nacido en 2017, con unos segundos", recalcan las mismas fuentes.

Alejandra se ha adelantado a Marcos, un niño que ha nacido "sanito" pero un minuto después en el Hospital Doce de Octubre, según han relatado fuentes de ese centro. Finalmente, en el primerísimo minuto del Año Nuevo ha llegado a la Comunitat Valenciana Abed.lahe, nacido en el Hospital de Gandía (Valencia) y que ha pesado 3,64 kilos.