Ideal

Un pastor alemán ataca a sus dos dueñas en el interior de su vivienda

Un pastor alemán ataca a sus dos dueñas en el interior de su vivienda
  • Terry, como se llama el animal, no dudó en morder en piernas y brazos a Dolores y Josefa, esta última de 84 años

Una mujer y su madre han sido víctimas del ataque de un perro pastor alemán en el interior de su domicilio. Eso les ocurrió a Dolores Fanego y a su madre, Josefa, de 84 años en Brieiro Area, en Viveiro, en Lugo. El animal, de nombre Terry, era de su propiedad. En un arrebato de locura vio la oportunidad de entrar en la casa para atacar a Josefa en la pierna. Los intentos de Dolores por evitar males mayores generaron una respuesta del perro que no dudó en abalanzarse sobre ella para morderle en las dos manos. Después se marchó a su caseta en el interior de la finca, construida por la familia para que el animal pudiera comer y dormir. Ambas acabaron en un centro hospitalario para tratar las heridas.

Horas después regresaron a casa. Dolores explicó que el incidente ocurrió en la planta baja, justo después de que su marido abriese la puerta de la perrera para permitir al animal pasear por la propiedad. Terry, sin embargo, corrió hacia el interior de la vivienda, cruzó todo el pasillo y se personó en el baño donde se encontraban las dos afectadas. "Menos mal que mi madre estaba conmigo, porque si no, no sé qué hubiese pasado", afirma Dolores.

"El perro nunca nos dio problemas y nunca se ha mostrado agresivo con gente de la casa. Es verdad que ladraba mucho a la gente de fuera. El perro pasó por delante de mi padre, de 87 años, que estaba sentado en una silla y pasó de largo. Además, nunca entraba a casa, era la primera vez que lo hacía", narra.

Ahora la familia ya ha tomado la determinación de que Terry abandone el domicilio. Las autoridades fueron informadas de la situación, pero corroboraron que no se trata de una raza potencialmente peligrosa. Su caso recuerda al vivido en Cáceres a mediados de diciembre, donde la Policía tuvo que neutralizar a un animal que no dudó en atacar a su propio dueño. Éste pidió a las autoridades que acabasen con la vida de su perro antes de que éste acabara con la suya.