Ideal

El Papa dice que la persecución de cristianos es «mayor e igual de cruel» que los primeros siglos

El papa Francisco.
El papa Francisco. / Efe
  • Francisco recuerda que en Irak los cristianos han tenido que celebrar la Navidad en su catedral destruida

El papa Francisco aseguró hoy que la persecución que viven actualmente los cristianos es mayor y con la misma crueldad que la que se vivió en los primeros siglos de la cristiandad, en su mensaje durante el rezo del Ángelus.

"Los mártires de hoy son más que los de los primeros siglos. Si recordamos la historia de la cristiandad es igual de cruel y en número mayor. No lo olvidemos", señaló. Recordó que en Irak los cristianos han celebrado la Navidad en su catedral destruida, "en un acto de fidelidad al Evangelio".

El Papa explicó que hoy se celebra San Esteban, el primer mártir, para afirmar que el "martirio cristiano continúa en la historia de la Iglesia hasta nuestros días". Para Francisco, "el mundo odia a los cristianos por la misma razón que odiaban a Jesús porque ha llevado la luz de Dios a un mundo que prefiere las tinieblas para esconder sus obras malvadas. Por esto, hay oposición entre la mentalidad del Evangelio y la mundana".

Agregó que "también la Iglesia para dar su testimonio de la luz y la verdad, experimenta en varios lugares duras persecuciones, hasta la suprema prueba del martirio". "Cuántos hermanos y hermanas en la fe sufren abusos, violencias y son odiados a causa de Jesús", exclamó.

Instó a "pensar en ellos y estar cerca de ellos con nuestro afecto, nuestra oración y nuestro llanto". "A pesar de las pruebas y peligros, testimonian con valentía su pertenencia a Cristo y viven el Evangelio comprometiéndose a favor de los últimos, de los más necesitados, haciendo el bien a todos sin distinción y testimoniando la caridad en la verdad", añadió.

Francisco también deseó paz y serenidad a todos los fieles y que estos días "sean días de alegría y hermandad", felicitó a los que se llaman Esteban o Estefanía y agradeció todos los mensajes de felicitación que le han llegado de todo el mundo.