Ideal

"Mi marido siempre jugaba al 13, ha sido morirse y tocarme a mí"

"Mi marido siempre jugaba al 13, ha sido morirse y tocarme a mí"
  • Una mujer relata una curiosa coincidencia poco después de conocer que le había tocado el Gordo

El paseo de la Esperanza, en el barrio madrileño de Acacias, fue el lugar más afortunado de España este pasado jueves. Allí cayó íntegro el Gordo de Navidad con ese 66.513 que distribuyó la administración de lotería número 32, un bar de las proximidades y una residencia de ancianos. 400.000 euros a la serie que desataron la euforia entre los vecinos de la zona, y que, como no podía ser de otra forma, reveló algunas cómicas como impactantes. Una viuda narró cómo la fortuna le ha sonreído.

Regala todo 'el Gordo' a hijos y nietos y se quiere casar a los 92 años

La gran decepción de una vecina de Pinos Puente al descubrir que no había ganado el Gordo

Una mujer aseguró frente a la puerta de la administración que su marido, recientemente fallecido, siempre jugaba al 13 en el sorteo extraordinario de Navidad. La de este jueves ha sido la primera vez en la historia en que el Gordo recayó en esa terminación.

“Mi marido siempre jugó al 13 y no le tocó. Ha sido morirse y tocarme a mí. Me preguntaron que si me gustaba el número en su momento y yo dije que sí”, narraba ante los micrófonos del programa ‘Hoy es noticia’ de 13tv.

El comentario generó tal revuelo que incluso el programa lanzó un mensaje en la red social Twitter recabando las declaraciones de esta ciudadana. Se ha hecho viral. Una de las historias más ‘cómicas’ en esta edición del sorteo de la Lotería de Navidad. Acumula unos 500 retuits y se acerca a los cuatro centenares de ‘favoritos’.