Ideal

Un cuento de una española explica a los niños cómo pueden prevenir y detectar el abuso sexual

Fragmento del libro 'Clara y su sombra'.
Fragmento del libro 'Clara y su sombra'. / Ediciones Urano
  • La protagonista es Clara, una niña "normal, de 7 años, con familia, amigos, sueños y anhelos", que un día "descubre como una sombra grande, oscura y pegajosa empieza a perseguirla

Ayudar a los adultos a explicar a los más pequeños cómo prevenir y detectar el abuso sexual infantil es el objetivo del cuento 'Clara y su sombra', escrito por la psicóloga Elisenda Pascual, que defiende que la sexualidad se tiene que explicar con naturalidad a la infancia. La protagonista del cuento, ilustrado por Mercè Serra, es Clara, una niña "normal, de 7 años, con familia, amigos, sueños y anhelos", que un día "descubre como una sombra grande, oscura y pegajosa empieza a perseguirla", ha explicado la autora.

La niña sabe que "algo raro le sucede", pero "no logra encontrar las palabras para expresarlo" y decide "jugar con la sombra, para descubrirla y desmitificarla", partiendo de la idea del propio cuerpo y de su descubrimiento. El cuento, publicado por la editorial Uranito, es un recurso pedagógico para todas las edades, ha explicado Pascual, ya que proporciona a los más pequeños una óptica para poder hablar sobre "algo que les está sucediendo" a partir de las vivencias de Clara. También facilita a los adultos "una herramienta con la que enfocar un tema tan delicado como los abusos sexuales a menores", a la vez que "ayuda a aquellos que han sufrido abusos sexuales durante su infancia".

Elisenda Pascual, que en su consulta como psicóloga atiende a personas afectadas por abusos sexuales, ha reconocido que "hay muchas Claras adultas que no recuerdan de dónde vienen sus sombras, sus angustias, que no recuerdan lo que les sucedió, pero que saben que un día una sombra apareció en sus vidas y la siguen arrastrando en su edad adulta".

La autora también ha explicado que en el caso de los abusos sexuales infantiles es "indispensable acompañar a los niños a sanar su herida y restablecer en ellos la confianza con la vida", ya que en muchos casos "sólo así se convertirán en adultos con capacidad de amar". En la etapa infantil (hasta los 7 años aproximadamente) los niños "necesitan imágenes concretas sobre las que poder elaborar los conceptos abstractos que subyacen en los aprendizajes", ha detallado la psicóloga, y por esta razón, el libro también "habla a partir de la utilización del lenguaje visual".

El tema del abuso sexual infantil es a menudo relegado al ámbito de los profesionales de la salud y judicial, ha denunciado Pascual, y hablar de ello "acostumbra a ser incómodo y difícil por parte de una sociedad que tiende a esconder aquello que le molesta". El cuento, que surgió de la necesidad de tener una herramienta pedagógica en su consulta, pretende visibilizar esta problemática, sobre todo para los más pequeños, dando a conocer que "existen situaciones que no son sanas ni respetuosas, que deben nombrarse para poder pararlas".

En el año 2015, en Cataluña, un total de 261 personas hicieron terapia en la Fundación Vicki Bernadet por haber sufrido abusos sexuales cuando eran pequeños. De estos, 176 eran adultas y 85 menores, han explicado fuentes de la fundación. De los casos atendidos por la Fundación, que trabaja desde 1997 en la atención de los abusos sexuales a menores cometidos en el ámbito familiar y en el entorno de confianza, el 72 % de los abusos se produjeron dentro de la familia ya fuese por padres, hermanos, abuelos, tíos o primos.

Desde la fundación también han revelado que la mayoría de las consultas proceden de adultos de entre 30 y 45 años, que buscan ayuda en momentos "cruciales de sus vidas, como cuando deben afrontar la maternidad por primera vez".