Ideal

¿Por qué no puedes dejar de morderte las uñas?

  • Según los expertos, los dientes son los principales perjudicados cuando nos mordemos las uñas, aunque también puede suponer un riesgo de infección en nuestro organismo

El aburrimiento, el nerviosismo, el estrés o las preocupaciones pueden ser motivos suficientes para que ciertas personas no puedan dejar de morderse las uñas, un hábito que tiene entre el 20 y el 30% de la población. Sin embargo, existen otros motivos que nada tienen que ver con los nervios y que pocas personas conocen:

- Algunos se las muerden por el placer que les produce, ya que morderse las uñas provoca un incremento de endorfinas.

- La interiorización del vicio puede ser otro motivo por el que algunas personas no pueden dejar de morderse las uñas. Y es que, a aquellos que empiezan a practicar este hábito desde pequeños les resulta mucho más difícil dejar de hacerlo.

- Aunque resulte difícil de creer, la predisposición genética también influye considerablemente.

Si perteneces a ese porcentaje de la población que no puede morderse las uñas, quizá deberías analizar cuáles son los motivos que te llevan a hacerlo e intentar atajarlo cuanto antes, puesto puede suponer un riesgo para tu salud.

Según los expertos, los dientes son los principales perjudicados cuando nos mordemos las uñas, aunque también puede suponer un riesgo de infección en nuestro organismo, debido a la suciedad que se acumula durante el día debajo de las uñas.