Ideal

Una española se presenta a una oposición una hora después de dar a luz

Carmen, Carlos y el pequeño Mateo.
Carmen, Carlos y el pequeño Mateo.
  • Carmen Truyols accedió a la sala con un gotero, con las piernas dormidas por la epidural y un bolígrafo para responder a las 160 preguntas de un examen de 180 minutos de duración

Desde hace tiempo, Carmen Truyols, una médica anestesista. llevaba esperando la convocatoria de unas oposiciones para optar a una plaza fija en el servicio madrileño de salud. Hace un mes se publicó la fecha y contactó con el tribunal examinador porque se aproximaba mucho a la fecha establecida para su parto. Su hijo, Mateo, nació justo una hora antes de que se iniciara la prueba y su madre se presentó.

Según informa el diario ‘La Rioja’. Carmen comenzó a dilatar a eso de las 22 horas y el pequeño nació a las 8.30 del día siguiente. “Los médicos tuvieron que darse prisa para que pudiese llegar. Desde el tribunal llamaron a Carlos, mi marido, mientras me estaban dando puntos. Ahí decidí que me tenía que presentar y tenía que denunciarlo públicamente. A nadie más le podía pasar algo así”, narra.

Carmen entró en la sala aún con las extremidades inferiores adormecidas después de serle aplicada la epidural y tras una noche sin dormir. En una mano portaba los goteros y en la otra un bolígrafo que le ayudaría a afrontar una prueba de tres horas con 160 preguntas pro responder. “En Andalucía y Castilla y León permiten un segundo examen en casos de fuerza mayor; en Madrid, no. A mí me da vergüenza que estas cosas pasen en mi país”, denuncia.

Esta mujer, madre ya de una hija, reconoce que desde el tribunal se le informó que otras dos mujeres se vieron en una situación similar para opositar en el último mes, pero no es suficiente. De hecho asegura que no podrá hablar a su hija de la igualdad entre hombres y mujeres. “Le diré que tenga cuidado cuando se quede embarazada porque a lo mejor no puede presentarse a una oposición”, concluye.