Ideal

La manicura permanente, un peligro para la salud

La manicura permanente, un peligro para la salud
  • Dermatólogos afirman que los productos que se utilizan para este tipo de manicura pueden provocar determinadas enfermedades renales, hepáticas, endocrinas y cutáneas

La manicura permanente se ha convertido en los últimos años en la opción más recurrida para aquellas mujeres que desean tener las uñas perfectas sin invertir demasiado tiempo en ello. Pero esta práctica no es tan inofensiva como parece, puesto que puede suponer un auténtico peligro para las uñas y también para la salud.

Así lo afirman los dermatólogos, que apuntan a que los productos que se utilizan para este tipo de manicura pueden provocar determinadas enfermedades renales, hepáticas, endocrinas y cutáneas.

La manicura permanente consiste en un pulido de la lámina ungueal que facilita la adhesión del gel que se aplica con posterioridad. Cuando se retira, pasadas unas semanas, es imprescindible volver a limar y usar acetona muy concentrada. Este proceso debilita las uñas e incrementa la aparición de manchas, por lo que no es recomendable someterse a él de forma continuada.

Como alternativa, existen esmaltes de gel semipermanentes que duran más que el esmalte tradicional pero que resulta mucho menos dañino que el permanente. No obstante, la OCU aconseja a las personas que usen este tipo de pintauñas que escojan productos de calidad y reúsen comprarlos por Internet.

Estas recomendaciones surgen a raíz de un estudio realizado por la Organización de Consumidores y usuarios, en el que se analizaron 16 tipos de esmalte de gel semipermanentes y cuyo resultado evidencia la existencia de determinadas sustancias muy perjudiciales en algunos de ellos.