Ideal

Brutal paliza de un hombre a su pareja en el portal de su casa en Alicante

  • La grabación ha sido difundida por la Guardia Civil con motivo del Día Mundial Contra la Violencia de Género

El pasado viernes 25 de noviembre se celebraba el Día Mundial Contra la Violencia de Género, un día en el que tenemos que alzar la voz y luchar contra estos crímenes, y por apoyar a las mujeres que a diario sufren esta espantosa situación y denunciar a todos aquellos sin escrúpulos que ponen una mano encima de una mujer para realizar sobre ella cualquier tipo de violencia. Solo juntos podremos poner fin al maltrato de tantos desalmados.

Precisamente bajo este ideal de concienciar a la sociedad de la lucha contra el maltrato, la Guardia Civil quiso difundir las imágenes de la brutal paliza que un hombre propinó a su mujer en Alicante el pasado domingo 20 de noviembre. Las imágenes pueden herir su sensibilidad, así que le recomendamos que tenga esto presente antes de visualizarlas.

Unas imágenes desgarradoras y deplorables, en las que el daño y la crueldad se ensañan con el cuerpo de una mujer a través de las manos de un hombre. En ellas se ve como la mujer, de origen húngaro y de 38 años, entra tranquilamente en el portal, cuando de repente, su pareja, ucraniano de 22 años, entra y la golpea hasta que cae al suelo sin mediar una sola palabra con l víctima. Una barbarie contra la que hay que luchar y contra la que la tolerancia debe ser menor a cero.

En la grabación, que fue realizada por una cámara de seguridad del edificio, no se puede apreciar porque ha sido cortada, pero, según miembros de la Guardia Civil, el hombre salió a la calle para comprobar si había gente y cuando se percató de que no había nadie entró de nuevo para continuar con la paliza a la mujer y arrastrarla del pelo hasta el ascensor.

El agresor ha sido detenido como presunto autor de un delito de violencia de género, pero la víctima no le denunció, por temor a sufrir más agresiones. Una realidad que protagonizan, por desgracia, numerosas mujeres. Un miedo del que se aprovechan para continuar con estos delitos que la sociedad debe condenar.