Ideal

Con la lluvía y el frío, ¿cómo podemos desempañar los cristales del coche?

  • A causa de las bajas temperaturas, y por la acumulación de humedad en el interior del vehículo, este fenómeno puede complicar la conducción de los usuarios. Te damos varios consejos para ponerle remedio

Con el considerable descenso de las temperaturas la probabilidad de lluvia o nieve obliga a los conductores a extremar la precaución a la hora de utilizar el vehículo. Son fechas en las cuales el frío provoca que las lunas queden totalmente empañadas dificultando en cierta medida la conducción. Por ello te recomendamos seguir estas pautas para que puedas desempañar los cristales con la mayor brevedad posible.

Según recoge el portal digital de Mapfre, las lunas quedan empañadas por la acumulación de la humedad en el interior del vehículo y por las bajas temperaturas del exterior que afectan al cristal. También si en el mismo viajan varios ocupantes afectan a esta situación. Muchos optan por utilizar la mano o una toalla para limpiar la luna, pero es una solución eventual.

Es recomendable activar el aire caliente y enfocar la salida hacia el techo del vehículo para que palie la humedad en el cristal. El aire frío puede servir pero tardará más tiempo. Aquellos coches con climatizador automático disponen de un botón especial para desempañar los cristales, y solo tienen que seleccionar si se quiere utilizar aire frío o caliente.

Se debe comprobar que la recirculación del aire está totalmente desactivada para que entre aire nuevo al coche. Otra opción que suele funcionar es abrir las ventanas, pero con las bajas temperaturas es una posibilidad que no se termina de contemplar. Lo mejor es tomar las medidas pertinentes antes de que estos queden empañados.