Ideal

La niña que perdió media cara en un accidente de tráfico vuelve a sonreír

  • Los cirujanos le realizaron una reconstrucción facial, mediante un modelo en 3D de su cráneo

Amber-Rose Kordiak, una niña estadounidense de 10 años, sufrió un terrible accidente en 2013, cuando un neumático de tractor le cayó encima, durante su estancia con su familia en una granja de Minnesota. La cara de la pequeña quedó cortada por la mitad, por lo que tuvieron que trasladarla de forma urgente en helicóptero al hospital.

“Su cara estaba completamente en la mitad. Básicamente, la parte superior debajo de sus ojos estaba colgando hacia abajo. Se podía ver sus ojos y un enorme agujero”, explicó su madre en Today. Además de estos daños en la cara, Amber-Rose sufrió una lesión cerebral, debido a la caída que se produjo al caerle encima el neumático.

Esta lesión le mantuvo un tiempo en coma, pero la pequeña despertó y luchó por salir adelante. Tras una traqueotomía y varias operaciones, Amber seguía sin mejorar, puesto que sufría infecciones una y otra vez. No obstante, dos años después del accidente, empezó un tratamiento en una clínica en Minnesota, donde los cirujanos le realizaron una reconstrucción facial, mediante un modelo en 3D de su cráneo.

Tras 18 horas de intervención, la cara de Amber-Rose fue reconstruida por los cirujanos, que le devolvieron la sonrisa. Sin embargo, el hecho de que la niña siga creciendo hace más complicadas las cosas, puesto que en el futuro necesitará cirugía de nuevo.